6 alimentos con taurina ideales para gatos

¿Por que los alimentos con taurina para gatos son buenos?
El organismo de los gatos es incapaz de producir taurina por sí mismo, por lo que tenemos que ‘ayudarle’ con esto | Pixabay

Estas son las razones por las que tu gato debería comer alimentos con taurina. Esta es la lista de los mejores alimentos con taurina para tu gato.

- Anuncio Publicitario -

Cuando hablamos de alimentación felina es muy habitual escuchar la palabra taurina, un aminoácido esencial en su nutrición, de acuerdo. Ahora bien, necesitamos saber mucho más acerca de este ácido orgánico presente en el organismo de muchos animales. Hoy en Wamiz charlamos con dos veterinarios especializados en nutrición felina, dos expertos que nos cuentan todos los secretos sobre este selecto elemento orgánico que nuestras mascotas necesitan asimilar. Además, conoceremos las comidas con que lo contienen más beneficiosas para nuestros compañeros de vida.

El licenciado José Javier González, de la Clínica Veterinaria Pet & Pet, nos explica a grandes rasgos qué es exactamente la taurina y qué ocurre si nuestro minino carece de ella. “Es un aminoácido esencial para el gato, es decir, que debe ser provisto en su dieta. Su carencia produce alteraciones oftalmológicas y cardiológicas. A nivel antioxidante actúa en la fase primaria y secundaria en la estabilización de las membranas celulares”.

La taurina está presente en el músculo de los animales y también en la bilis. Su nombre se deriva del término ‘bos taurus’, en referencia a la bilis del toro ya que fue con este mamífero con el que se descubrió al ser la primera vez que se aisló en un laboratorio.

El gran hándicap del gato es que, a diferencia de los seres humanos y de los perros, por ejemplo, su organismo es incapaz de producir taurina, por lo que necesita que le sea administrada directamente en su dieta. ¿Y qué alimentos son ricos en taurina? He aquí el quid de la cuestión.

Los alimentos que interesan

Como ya se ha explicado, la taurina está muy presente en los tejidos musculares de los animales, por lo que conviene tener esta idea muy clara a la hora de dar de comer a nuestras mascotas. “Encontrar taurina es relativamente fácil pues se encuentra en el músculo. Es por ello que el gato, un animal carnívoro por naturaleza, debe ingerir principalmente carne para que no tenga déficit de este importante aminoácido”, explica el veterinario José Javier González.

El gato necesita la taurina para hacer funcionar las partes más importantes de su cuerpo. Los ojos, el cerebro, el corazón… los músculos de nuestro gato en general están ‘engrasados’ con este aminoácido fundamental. Es un antioxidante, un neurotransmisor, un regulador de sal y agua, un productor de bilis… La taurina es básica para que el gato mantenga un correcto funcionamiento de las membranas celulares. Sin ella, los trastornos pueden ser diversos.

“El problema es que los gatos tienen una incapacidad a la hora de producir taurina. Nosotros les aportamos un ingrediente cuya fabricación es fundamental. A los que no tengan taurina les van a salir problemas”, advierte Felipe Vázquez, del Centro Veterinario CatDog.

- Anuncio Publicitario -

Uno de los primeros síntomas visibles de un gato con déficit de taurina podría ser la pérdida de visión. Este aminoácido es básico en la retina de nuestras mascotas, por lo que su ausencia deriva en la muerte paulatina de las células del ojo y la consiguiente degeneración retiniana o ceguera.

Otros ‘delatores’ de su ausencia se aprecian en gatos excesivamente nerviosos o que pierden mucho pelo y en gatos que sufren habitualmente problemas estomacales o debilidad generalizada.

Del mismo modo, sin taurina se pueden producir trastornos en el sistema nervioso central y problemas cardíacos de diversa índole. “Podemos encontrar multitud de problemas, ya sea cardiovasculares, oftálmicos…”, recuerda GonzálezNo es ninguna tontería. Una deficiencia de taurina prolongada en el tiempo puede ser la causa de la muerte de nuestro gato, por lo que conviene conocer dónde encontrarla con más facilidad.

Los seis alimentos más ricos en taurina
La carne es un acierto seguro a la hora de administrar taurina a nuestros intrépidos felinos | Pixabay

Las seis ‘super-comidas’

Los alimentos naturales que contienen taurina para gatos son los siguientes:

  1. Carne: Es un acierto seguro, pero no todos los tipos de carne contienen taurina por igual. Debemos desterrar la idea de que si le damos un trozo de carne a nuestro amigo le estamos proveyendo de taurina. Por ejemplo, si le damos pollo, debemos saber que el muslo tiene más taurina que la pechuga. Una dieta sin carne, provocará en el gato deficiencias nutricionales.
  2. Hígado: También se considera carne, aunque con este órgano vamos a asegurar el tiro, principalmente si es hígado de ternera o de cordero.
  3. Corazón: Es una fuente de taurina natural, quizás la mejor opción para nuestros compañeros. Es el alimento más recomendado porque se comercializa en cantidades generosas a precios muy competitivos.
  4. Huevo: Los huevos y los productos lácteos cuentan con una gran carga de taurina. Elude siempre los huevos crudos, en su lugar opta por los huevos cocidos, aunque en pequeñas cantidades.
  5. Marisco: Camarones y almejas tienen más taurina que otras proteínas animales.
  6. Leche y productos lácteos: Lo ideal en leche que sea una especial sin lactosa. Los quesos, los yogures y demás lácteos también son fuentes naturales de taurina.

Si sospechas que tu gato puede estar sufriendo un déficit de taurina, acude a tu veterinario de confianza. El especialista le realizará un análisis para medir su nivel de taurina en sangre. “No hay que olvidar que se trata de un aminoácido esencial que el gato va a necesitar sí o sí ya que no es capaz de producirlo en cantidades suficientes por sí mismo”, comenta José Javier González.

¿Cómo administrarla?

Lo ideal es que el gato ingiera entre 200 y 300 miligramos de taurina en cada comida. A priori es una cantidad muy testimonial, pero hay que tener en cuenta que la taurina presente en carne, hígado o corazón se destruye con el calor, por lo que es preciso cocinar este tipo de alimentos con mucha mesura. Es decir, hay que caminar en una línea muy fina para no administrar a nuestro gato carne ni vísceras crudas -no hay que olvidar que todo lo crudo, ya sea carne o pescado, puede contener bacterias-, pero tampoco se debe cocinar en exceso para no atenuar la taurina.  “Entre el 50 y el 75% de la taurina presente en la carne se destruye al cocinarla, debido al calor”, asegura el doctor Bruce Syme.

Se le puede administrar en una sola ‘dosis’ o repartirla entre la mañana y la noche. Si calculas el peso de la comida que contiene su plato o su lata de pienso puedes incluir un suplemento como ‘premio’ en una de la veces que le llenas el plato.

- Anuncio Publicitario -

Otra opción es administrar a nuestro gato un pienso especial con taurina. Lo recomendable es recurrir a dietas de alta gama realizadas con carnes deshidratadas de gran calidad, aunque también podemos recurrir a piensos más económicos que estén complementados con suplementos especiales de taurina.

En cualquier caso, lo más aconsejable es sustentarse en una dieta variada. Dejarlo todo en manos del pienso comercial es un error. El gato debe nutrirse de otro tipo de alimentos además del pienso felino. Hervirle un poco de carne o pescado siempre le vendrá bien. Necesita de una flora intestinal rica, acostumbrada a comidas distintas, así absorberá mejor la taurina. Huevos cocidos, leche de cabra, verduras hervidas, leche sin lactosa… todos estos alimentos le aportan esa variedad que requiere.

La taurina como suplemento especial

Existe una tercera alternativa: administrar a nuestro gato taurina como suplemento. Se trata de un complemento envasado que se vende en tiendas especializadas para mascotas y en algunos centros veterinarios. Normalmente su disposición es una especie de polvo blanco que se esparce sobre la comida del gato justo antes de su ingesta. Hay multitud de marcas y compuestos que cubren este tipo de necesidad.

Algunos suplementos tienen buen sabor y el gato está encantado cuando le rocías su comida con estos ‘polvitos’; otros, por contra, le hacen menos gracia, por lo que tendrás que mezclarlo con pollo o una lata de atún, por ejemplo.

En definitiva, ya no hay excusas con la taurina. Recuerda que dar carne a tu gato es un valor seguro en estos casos porque el hígado y el corazón son fuentes naturales de este ácido orgánico. Eso sí, no olvides que no debes cocinarla demasiado porque el calor pulveriza la taurina. ¿Y si no tienes carne? Pues hay otras soluciones como los huevos cocidos, el marisco, los productos lácteos e incluso el pescado.

Leer también: Las mejores comidas para gatos: 7 alimentos que deberías incluir en su dieta

Soy periodista y me gusta contar historias. Amigo, hermano y dueño de Lucky, un inquieto podenco andaluz que vive siempre a medio metro de mí. Cada día intento conocerlo un poco más.