7 recetas para gatos diabéticos

Recetas de comida para gatos diabeticos
Si crees que tu gato tiene diabetes acude al veterinario para que lo confirme con pruebas de orina y sangre | Shutterstock

Si tu gato es diabético, tenemos las recetas perfectas para él. Toma nota de ingredientes y preparaciones y haz feliz a tu gato.

- Anuncio Publicitario -

La alimentación de un gato diabético es casi tan importante como el control de sus dosis de insulina. El objetivo es que nuestra mascota pueda tener una vida plena. El veterinario Felipe Vázquez, del Centro Veterinario CatDog, nos proporciona algunas recomendaciones sobre la nutrición de estos gatos tan especiales. “Hay que saber que estamos ante una enfermedad crónica, por ello es esencial cumplir con una serie de horarios y hábitos alimentarios”, recuerda.

¿Qué es la diabetes mellitus?

La Diabetes mellitus (DM) es un trastorno común de la regulación de la insulina en los
gatos maduros, a menudo obesos, que resulta en hiperglucemia -aumento anormal de la cantidad de glucosa que hay en la sangre-. Según el acreditado Salvador Cervantes, de SA Veterinaris, la nutrición juega un papel fundamental en la prevención y tratamiento de esta enfermedad.

La insulina es una hormona que produce el páncreas, necesaria para que la glucosa (el azúcar) se transmita de la sangre a los órganos de nuestra mascota. Cualquier anomalía en la producción de insulina hace que el azúcar permanezca en el flujo sanguíneo. Si esto ocurre, la sangre tendrá un alto nivel de glucosa y los órganos no ‘tirarán’ de ella para funcionar, por lo que utilizarán grasa y proteínas como fuente de energía, lo que provoca pérdida de peso, vómitos, anorexia, debilidad, deshidratación y atrofia muscular.

La buena noticia para los gatos diabéticos con sobrepeso es que, si dan con la dieta adecuada y logran ‘mantener la línea’, en un alto porcentaje no requerirán tratamiento, siempre y cuando mantengan un peso saludable.

¿Cómo saber si mi gato es diabético?

Los primeros síntomas de diabetes en un gato tienen mucho que ver con sus hábitos alimentarios. Si come y bebe mucho, pero sin embargo adelgaza, es probable que pueda ser diabético. También es común que el gato orine con más frecuencia de lo habitual, que sufra infecciones relacionadas con la orina y que su pelo pierda vitalidad.

Como pista, el acreditado en medicina felina, Salvador Cervantes, nos recuerda que “la diabetes se da con mayor frecuencia en gatos obesos, de edad avanzada, siendo los machos más comúnmente afectados que las hembras y, de entre todas las razas, el Birmano parece estar más en riesgo que otras”.

Mejores recetas para gatos diabéticos
Si tu gato va más veces ‘al baño’ de lo habitual, podría ser diabético, acude al veterinario | Pixabay

Evidentemente, si existe la sospecha es necesario acudir al veterinario para que nos lo confirmen con muestras de sangre y orina. Lo más normal es que le realicen varias pruebas durante varias horas para determinar y estabilizar sus niveles de glucosa en sangre, controlando su alimentación y administrándole insulina.

Las dietas idóneas

Necesitamos recurrir a tres tipos de dietas:

  1. Dietas bajas o muy bajas en carbohidratos
  2. Dietas relativamente bajas o moderadas en grasa
  3. Dietas muy ricas en proteínas

El experto veterinario Felipe Vázquez incide especialmente en que, más allá de la receta exacta, “lo importante es que cumpla los horarios asociados con la insulina”. El consejo médico en este caso es tener mucha disciplina a la hora de alimentar a nuestra mascota. “Si le das la dieta descoordinada con la insulina puede tener ‘picos’ que no le van a venir nada bien al gato”, advierte.

Las siete mejores recetas

El aspecto primordial a la hora de elegir los mejores alimentos para tu gato diabético es controlar su sobrepeso. “Normalmente son gatos gordos que necesitan dietas orientadas a bajar de peso”, recuerda Vázquez. Hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que el gato recupere su talla ideal. Tenemos que hacerle adelgazar como sea, por lo que hay que recurrir a comidas bajas en calorías y controlarle las raciones. Además, en la medida de lo posible, el gato tiene que moverse, debemos ayudarle con actividad física para que pueda perder calorías. Se recomienda que tengan al menos 20 minutos de ejercicio aeróbico al día.

Así pues, y ahora que tenemos en cuenta todos estos factores, pasamos a enumerar las siete mejores recetas para gatos diabéticos:

- Anuncio Publicitario -

1. Lonchas de jamón y pavo cocido

Son embutidos bajos en sal y grasas y con niveles muy altos de proteína. Son unas de las comidas favoritas de los gatos porque su sabor les encanta.

2. Pechuga de pavo

Siempre que esté hervida o asada sin aceite. Lo ideal es desmigajar la pechuga en pequeños trozos a la hora de servirla.

3. Pollo

Hervido o asado sin aceite, como el pavo. Y sin hueso, sobre todo cuando pueda contener huesos pequeños. La piel solo se le debe dar si el gato presenta síntomas de desnutrición.

Las siete mejores recetas para gatos diabéticos
La alimentación de gama alta prescrita por un veterinario es muy aconsejable para gatos diabéticos | Shutterstock

4. Pescado

Cocinado. Nunca crudo. “A los gatos les gusta mucho el pescado. Tiene unas proteínas muy difíciles de conseguir, Omega 3, Omega 6, proteínas de alto nivel biológico…”, recuerda el veterinario Felipe Vázquez.

5. Huevo (no crudo)

Cocidos previamente y siempre servidos en trozos muy pequeños y midiendo mucho las cantidades. Son fuentes de proteína animal que agradecen mucho los gatos diabéticos.

6. Ternera

Ligeramente cocinada para eliminar cualquier tipo de riesgo de infección por patógeno o parásito. Cortar en pequeñas porciones para que el gato pueda ingerir con facilidad.

7. Alimentación de gama alta prescrita por un veterinario

Suelen tener una línea de latas preparadas para gatos diabéticos. Se deben evitar, en la medida de lo posible, los piensos que contengan guisantes y patatas porque estos nutrientes contienen un índice alto de carbohidratos. “Alimentar con una dieta alta en carbohidratos a un gato diabético es lo mismo que echarle gasolina a un fuego y preguntarse por qué no se apaga”, dice la doctora Pierson, de Healthy Pets.

En esta materia hay que escuchar el consejo del veterinario. Una recomendación es ‘Purina Veterinary Diets DM’, una dieta especialmente orientada a los gatos que padecen esta enfermedad crónica.

Otra recomendación muy común es la comida húmeda, aunque para esto es aconsejable dejarse guiar por el consejo veterinario ya que no existe un patrón fijo, hay que ir evaluando cómo le van sentando ciertos tipos de alimentos.

En este sentido, un estudio realizado en el año 2017 sugiere que la comida deshidratada incrementa el riesgo de diabetes en los gatos, incluyendo a los que tienen un peso adecuado.

Conclusión

Cualquier dieta para un felino diabético debe contener un alto contenido en fibra. Aquí está la clave para no equivocarse. El objetivo es que nuestro gato encuentre una alimentación que le permita perder peso y le mantenga en unos niveles calóricos saludables. Así tendrá una vida plena y feliz.

- Anuncio Publicitario -

“Depende de cada dieta y del cumplimiento o no de los horarios, pero hay dietas que incluso consiguen que se les pueda retirar la insulina”, comenta Felipe Vázquez.

Si tu mascota tiene diabetes hay que controlar su rutina alimenticia. El consejo habitual es alimentarle con la mitad de su ración diaria tras la inyección de insulina. Si le queda algo de comida, mejor no retirársela, que se la pueda ir comiendo a lo largo del día.

Leer también: Las mejores comidas para gatos: 7 alimentos que deberías incluir en su dieta

 

 

 

 

 

 

Soy periodista y me gusta contar historias. Amigo, hermano y dueño de Lucky, un inquieto podenco andaluz que vive siempre a medio metro de mí. Cada día intento conocerlo un poco más.