Antiguo perro guardián sin nariz encontró una familia que le da el amor que merece

Solo por ladrar la cortaron la naricita...

Un perro, bautizado como Anubis, resguardaba una propiedad en El Cairo, Egipto. Cuando alguien se acercaba mucho, él debía ladrarle.

- Anuncio Publicitario -
SNARR
SNARR

Por desgracia, la cruel situación hizo que alguien le cortara la nariz. Después del incidente, comenzó a vivir en las calles, mayormente bajo los autos.

SNARR
SNARR

Eventualmente, fue rescatado. La Fundación de Protección Animal local lo entregó al centro de Rescate y Rehabilitación de Animales con Necesidades Especiales (SNARR en inglés).

SNARR
SNARR

Fue trasladado a los Estados Unidos para recibir cuidado especializado.

- Anuncio Publicitario -
SNARR
SNARR

Muchísimos voluntarios se hicieron presentes, llevando a Anubis desde el aeropuerto JFK de Nueva York a Olney, en Maryland, donde se quedó una semana antes de llegar finalmente a Fort Worth, Texas.

SNARR
SNARR

Fue un viaje interesante para Anubis, que estaba acostumbrado a dormir bajo los carros, no adentro.

SNARR
SNARR

Pero esta vez, el perrito recibió amor y comida en cada esquina, aunque comer era un poco difícil, pues tenía que voltear su cabeza y resultaba incómodo.

- Anuncio Publicitario -
SNARR
SNARR

Hoy en día, el perro vive con una familia de adopción a largo plazo en El Paso, Texas, por hasta seis meses. Pero, ¿quién sabe? Podría convertirse en una estadía permanente, junto a su nueva hermana, una perra rescatada con problemas de la vista.

SNARR
SNARR

Para ayudar a otros perros como Anubis y su hermana, puedes respaldar las actividades de SNARR en snarranimalrescue.org/give-hope-to-the-hopeless/ realizando una donación.

SNARR
SNARR

Estos animales se beneficiarían mucho del amor y el cuidado que los voluntarios están dispuestos a entregar. Uno nunca sabe el bien que puede hacer al menos compartir estas publicaciones.