Barry, el gato que resucitó de forma milagrosa. ¡Qué historia!

barry gato que resucitó
Esta es la historia de Barry, el gato que resucitó en París I Vanessa Parapar
Su nombre es Barry y su historia es tan bonita como milagrosa porque este simpático gato sobrevivió tras caer desde un séptimo piso. ¡La historia de Barry, el gato que resucitó!
¿Alguna vez escuchaste esa canción que reza ‘7 vidas tiene un gato’? Probablemente la has tarareado alguna vez mientras pensabas: ”¡qué estupidez!” Pues nada más lejos de la realidad porque de tontería nada sobretodo para algunos felinos que han vivido en sus propias carnes la salvación de este refrán como es el caso de Barry, un gato que estuvo a un suspiro de morir hasta que ocurrió un milagro.

CAÍDA LIBRE

Barry es un lindo gato que vive junto a su dueña, Anne Sophie, en un lindo apartamento parisino desde el cual adoraba contemplar París desde la ventana. A pesar de que su mamá lo regañaba porque era un hábito muy peligroso, Barry hacía oídos sordos y un día ocurrió lo peor. ”Recuerdo esa noche como si fuese ayer. Cuando volví a casa tras una fiesta de cumpleaños, Barry no estaba esperándome en la puerta como hacía siempre. Por un momento; creí que estaba escondido detrás del sofá o dormido en la cama pero no. Mientras lo buscaba por todo el apartamento y lo llamé desesperadamente noté que la ventana no estaba como yo la dejé. Estaba abierta de par en par y el corazón me dio un vuelco de los que no olvidan”, cuenta -aún con miedo- Anne Sophie a Wamiz. ”En ese instante no sabía qué hacer, tenía miedo a encontrarme lo peor porque, además sabía, que mi gato había intentado varias veces lanzarse a una plataforma que hay debajo de mi casa. Pasados unos segundos, respiré, me armé de valor y miré por la ventana. No estaba. Lo llamé a gritos y nada. Recorrí el edificio y tampoco lo encontré. Por lo tanto, pensé que estaba todo perdido. Durante esa noche lo busqué por todos lados, no dormí, estaba angustiada… ¡Cosas de madres!”, afirma la dueña.

”ME TEMÍ LO PEOR”

Esa es la afirmación más triste que Anne Sophie contó al equipo de Wamiz mientras cenábamos con la mejor versión de Barry observándonos y rezando para que un trozo de sushi cayese entre sus patas. (¡No tuvo suerte!). ”Pasadas unas horas desde su desaparición, pensé que estaba muerto en alguna parte y que jamás lo volvería a ver, pero en ese instante sonó la puerta. Era uno de mis vecinos. Él tenía a Barry en su casa”, relata Anne Sophie. Esta linda mamá asegura que mientras su cara denotaba una felicidad extrema, el gesto del hombre le decía todo lo contrario. ”Rápido, no hay tiempo que perder. Esas fueron sus palabras. Efectivamente, cuando llegué vi a Barry tirado en su terraza alrededor de un charco de sangre. Corrí hacia él, lo acaricié, le hablé y sentí que respiraba”. Nuestra querida Anne Sophie no puede contener las lágrimas mientras nos cuenta esta conmovedora historia. ”De ahí, me fui con él al veterinario. El doctor le hizo las pruebas pertinentes y no vio nada grave. La sangre formaba parte de la caída tan fuerte que Barry había sufrido (se había lanzado desde un séptimo piso), su vejiga estaba un poquito rasgada y se había hecho pis de los nervios. Eso era todo. No obstante, lo dejé un par de días en observación para cerciorarme de que todo iba bien”, asegura la mamá.
barry gato enfermo
Barry en la clínica tras el accidente y su milagrosa resurrección.

LA VUELTA A CASA

Siguiendo el testimonio de Anne Sophie y con Barry mirándonos fijamente, Wamiz pudo comprobar que el regreso del minimo a casa fue una decepción total. ”Los primeros días los pasamos según lo esperado, pero una noche me desperté con los gritos de Barry que no podía moverse y tampoco quería beber ni comer. A la mañana siguiente, nos fuimos de nuevo al veterinario. Le volvieron a hacer pruebas y comprobaron que una de sus vértebras estaba rota. El dolor venía de ahí. Muchos estudios después, el doctor me confirmó lo peor: ‘lo mejor para él sería dormirlo para siempre porque su calidad de vida iba a ser pésima y Barry no iba a volver a andar. Sería como un vegetal”, relata la dueña.
barry gato veterinario
Barry de nuevo ingresado. ¡No podía moverse!

UNA DECISIÓN MUY DIFÍCIL

”Pasaron muchos días hasta que me di cuenta de que Barry no iba a ser feliz ni yo tampoco viéndolo sufrir. Por lo tanto, tomé la peor decisión de mi vida: dormirlo. Sin embargo; cuando llegué a la clínica para despedirme de él, Barry me miró, se levantó, se puso contento e intentó saltar. En ese instante, le dije al veterinario que pensaba que mi gato iba mejor y que me lo llevaba de nuevo conmigo”, confirma Anne Sophie muy orgullosa.

”UN MILAGRO”

Así ha considerado el caso el doctor que trató a Barry desde el principio. ”Si me dicen que eso iba a pasar no me lo hubiese creído jamás, pero así fue y Barry sigue entre nosotros y al lado de Anne Sophie. Ambos forman una pareja de excepciòn”, confirma el doctor. ¡Qué emoción! Nosotros estamos tan emocionados como la mamá de Barry porque la historia lo merece.

- Anuncio Publicitario -

”BARRY CULO ROTO”

Este es el nuevo nombre que Anne Sophie le ha puesto a Barry desde su accidente. ¡Adorable! Por suerte, al gatito no le han quedado más secuelas que su recién estrenado apelativo y su colita rota. ¡Morimos de amor cuando le vemos trepando por la escalera que le lleva a la cama de dueña!
barry gato resucitó cama
Barry, el gato que resucitó está tan recuperado que puede trepar hasta la cama de su mamá.

UNA HISTORIA DE AMOR

Las cosas siempre pasan por algo y el hecho de que Barry se tirase desde un séptimo piso también. En el balcón donde él aterrizó le esperaba una bella dama. ¡Cómo te lo estamos contando! Los vecinos de Anne Sophie cuidan de una gatita digna de llevar el título de la tierna mamá de la película de Disney ‘Los Aristogatos’. ”Cuando fui a recogerlo a casa de mis vecinos y la vi a ella pensé: ¡ay, tal vez Barry se ha lanzado desde mi ventana en busca de ese amor prohibido y romántico que mueve el mundo!”, cuenta entre risas Anne Sophie. Ni ella ni nosotros podemos confirmar cuales fueron los motivos que incitaron a Barry a lanzarse desde su ventana, pero lo que podemos asegurar es que la historia ha convertido a este adorable gato en la nueva leyenda de París.
Creadora de contenido SEO, SOCIAL y VIRAL con mucho estilo para afrontar la vida rodeada de perros hiperactivos porque, finalmente, así soy yo. GUAU!!