Buddy tenía menos de 6 meses para vivir, pero sus salvadores quisieron cambiar su historia

Cuando Buddy llegó al refugio Hull’s Haven Border Collie Rescue, pesaba más de 80 kilos y parecía “una salchicha hinchada y a punto de explotar”, según el personal del refugio.

- Anuncio Publicitario -

Sus dueños eran personas mayores y ya no podían cuidarlo apropiadamente. Según Little Things, el pastor australiano no podía caminar y lo más probable es que le quedaban menos de 6 meses de vida, si es que un ataque al corazón no se lo llevaba antes.

Hull’s Haven Border Collie Rescue

Un pastor australiano normal pesa entre 23 y 28 kilos, pero Buddy pesaba al menos el triple cuando Angela Hand y Samantha Gagnon de Hull’s Haven lo rescataron en Winnipeg, Canadá. Inmediatamente comenzaron a diseñar un plan de dieta y ejercicio para Buddy.

Hull’s Haven Border Collie Rescue

“Apenas podía caminar cinco o seis pasos y su lengua se tornaba morada”, comentó Hand a CTV News.

Aún con un plan en marcha, quemar 55 kilos de grasa canina no es fácil.

Hull’s Haven Border Collie Rescue

“Hubo muchas paradas y muy frecuentes”, relata Gagnon. “Cada vez que caminada 2 o 3 metros debía detenerse”.

- Anuncio Publicitario -

Eventualmente, Buddy empezó a progresar.

Hull’s Haven Border Collie Rescue

Según Life With Dogs, el hábito de pasear diariamente y jugar en el parque ayudó a Buddy a bajar a casi 40 kilos, pero dejó un exceso de piel. Al ver esto, Hand y Gagnon optaron por remover esa piel con una operación.

Ahora que el peso de Buddy es mucho más manejable, Hull’s Haven ha autorizado que el perro sea ofrecido en adopción, así que esperamos que el perrito consiga un hogar lleno de amor muy pronto. La historia de Buddy resalta un problema muy serio: la obesidad canina es una amenaza grave a la salud de un perro, e incluso un problema moderado con su peso puede acortar su esperanza de vida dramáticamente.

Hull’s Haven Border Collie Rescue

Según PetMD, “la obesidad es común en perros de todas las edades, pero usualmente ocurre en perros entre 5 y 10 años. Los perros que viven bajo techo y los que han sido castrados suelen presentar un riesgo mayor ante la enfermedad”.

Si detectas que tu mascota carga grasa corporal en exceso o presenta dificultad o renuencia al ejercicio, consulta a tu veterinario. Mientras más rápido aprendas qué puedes hacer para evitar estos problemas de salud, más tiempo tendrás para compartir con tu mascota.

Mira la hermosa transformación de Buddy en el video a continuación. ¡Qué inspiración!

- Anuncio Publicitario -