Cómo detectar la tos de las perreras

 

- Anuncio Publicitario -
Cómo detectar la tos de las perreras
La tos de las perreras es una afección común que podemos evitar fácilmente.

¿Has oído hablar de la tos en las perreras? Esto es lo que debes saber para proteger a tu can de ella.

A buen seguro que en más de una ocasión habrás escuchado algo de ella. Y es hasta probable que, por su propio nombre, creas que esto no va contigo ni con tu compañero de cuatro patas. Sin embargo, la tos de las perreras es una patología de origen infeccioso que afecta gravemente a las vías respiratorias. Es cierto que no es una dolencia que comprometa la vida de nuestro perro, pero es muy incómoda para el animal y también para los nervios de su compañero humano.

En términos veterinarios estaríamos hablando de una traqueobronquitis (o dicho de forma más clara, de una inflamación de la traquea y de los bronquios), de origen infeccioso. Esto causa una persistente tos seca, fruto de un deterioro en el sistema inmunitario que puede haber sobrevenido por causas muy diversas. Reovirus, adenovirus, parainfluenza y una bacteria (la Bortedella bronquiséptica) son los principales causantes, según el Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla. También lo es el virus del moquillo en los casos de mayor gravedad. Los factores ambientales son determinantes; cuando los perros conviven con comida en mal estado, estresados, duermen en entornos húmedos y no hay una adecuada higiene, la tos de las perreras se hace presente. De ahí su propio nombre; por desgracia es un padecimiento muy común en instalaciones zoosanitarias y también en refugios de animales muy modestos. Lamentablemente, la mayoría en España lo son.

- Anuncio Publicitario -
Cómo detectar la tos de las perreras
En una o dos semanas el perro debe quedar inmunizado por un tiempo.

Pero no pienses que si tu amigo pasa media vida en el sofá está completamente a salvo. Puede contraerla después de haber dado un paseo en un día especialmente invernal, o si has dejado húmedo su pelaje después del baño. Si ha estado mucho tiempo en un suelo frío o si ha estado jugando con otros perros en el parque también estás dejando una puerta entreabierta para que esta molesta tos incomode a nuestro compañero. Piensa que esta enfermedad la produce un virus anaerobio, esto es, que se propagada con enorme facilidad cuando un perro infectado simplemente estornuda o tose. Por eso un mismo can puede terminar contagiando a muchos (¡no digamos si convive en una jaula con otros!)

Dos semanas enfermo

Como podéis imaginar detectarla no conlleva mucha dificultad. Los perros que la han contraído cursan extensos y reiterados episodios de tos que suelen terminar con vómitos de flemas antes de que sobrevenga un nuevo acceso de tos. De manera asociada pueden aparecer problemas oculares y anorexia por la fuerte pérdida de apetito que experimenta el animal, que se vuelve apático. El curso clínico habitúa a extenderse entre una y dos semanas. Y tras la curación espontánea el animal quedará inmune durante un periodo de tiempo variable que no acostumbra a exceder de un año, periodo a partir del cual puede volver a contraerla.

Por cierto, el contagio de esta tos a las personas es extremadamente improbable, aunque claro, no se puede descartar al cien por cien. En algunas circunstancias la bacteria podría afectar a niños y a adultos inmunocomprometidos o que tengan enfermedades respiratorias previas. Si tu perro ha contraído esta enfermedad debes dejarlo lo más tranquilo posible, evitando por supuesto que entre en contacto con otros congéneres. Pero si convives con varios, quizás lo mejor que puedes hacer es evitar cualquier riesgo vacunándolos. Además, esta prevención no tiene ningún efecto secundario.

- Anuncio Publicitario -

¿Quieres ayudar? Adopta

La tos de las perreras es un motivo más para pediros que adoptéis. Cuantos más animales consigamos sacar de una protectora proporcionándoles un hogar, menor hacinamiento habrá en estas instalaciones. Esa es la mejor prevención, la clave de frenar la propagación de la tos de las perreras.

Lee también: 8 señales que te indicarán que tu perro está enfermo.

Periodista. Hablo de animales y de cultura. Y me empeño en conectar una cosa con la otra. Pero no siempre. Cuando me preguntan por mi vida pienso en los perros que me han acompañado hasta hoy. Bueno, y en los gatos. Y en los hámsters, y en las palomas... Por el camino decidí hacerme vegano.