Cómo educar a un cachorro paso a paso

Cada cachorro tiene un carácter y personalidad. / anetapics
Cada cachorro tiene un carácter y personalidad. / anetapics

Con estos consejos podrás educar a tu perro desde que es cachorro y evitarte muchos problemas en el futuro

- Anuncio Publicitario -

Los perros, al igual que las personas, son un mundo. Cada uno tiene su personalidad y además cuenta con sus propias características según la raza o el cruce que sea. Esto unido con que tu perro sea un cachorro puede llevarte a vivir toda una aventura a la hora meterlo en vereda. En este artículo te traemos los consejos de un adiestrador canino para que sepas cómo educar a un cachorro paso a paso.

La educación de un cachorro

Tradicionalmente se ha espaciado la educación del cachorro del adiestramiento del perro joven y adulto. Esto se debe a un motivo casi evidente: los cachorros no tienen la misma capacidad de atención, solo hay que fijarse en esos andares con aire torpe, inquieto y despreocupado que tanto les caracteriza. Por ello, no se tienen las mismas exigencias que para los perros adultos a la hora de enseñarles.

Ahora bien, antes de pasar a la acción de educar a tu cachorro paso a paso, has de tener en mente dos pilares básicos. Por un lado, nunca adoptes un perro sin asesoramiento previo. Es un consejo casi vital que llevo escuchando desde que Chufa llegó a mi vida, tanto de veterinarios como de adiestradores. Habla con alguno de ellos, o con ambos incluso, para saber qué mascota encaja mejor en tu vida. Y al hilo, pregúntate qué perro quieres tener en cuanto a carácter.

Jugar con ellos es muy importante para reforzar vuestro vínculo. / manushot
Jugar con ellos es muy importante para reforzar vuestro vínculo. / manushot

¿Qué perro quieres tener?

El educador perruno Sergio Tallón, de Senda Canina, insiste mucho en este último punto. “Es muy importante saber qué tipo de perro quieres y no hablo de la raza. Interesa saber si quieres un cachorro tranquilo que te lo puedas llevar a todas partes; o si quieres un perro activo que te permita hacer deporte con él”. Señala que esta premisa es algo que debes tener muy claro para evitar problemas futuros. “Hay gente que quiere tener un perro súper sociable y al final hace un perro guardián porque no lo saca a la calle. Aclarado el primer paso, podrás trabajar la educación del cachorro en una dirección u otra.

- Anuncio Publicitario -

La salud del cachorro

Cuidar de la salud del perro a partir de su alimentación también influye en la educación de tu cachorro. Es decir, “invertir en el cuidado del perro, es darle salud tu perro”, comenta el de Senda Canina. Esto se traduce en enseñarle unas pautas de comida al cachorro. “Hay personas que dejan el cuenco lleno de pienso y que el perro se alimente cuando le apetezca. Esto puede conducir a varios problemas: que el perro no tenga una rutina de cuándo hacer pipí y caca; que lo saques al campo o entrenar y no sepas cuándo ha comido; hasta una torsión de estómago”. Para evitar esto, Sergio Tallón incide en la importancia de “establecer un horario de suministro de comida para el cachorro”.

Salir a la calle

¿Qué perro no quiere salir a la calle? Si por ellos fuera se pasarían el día golfeando en el exterior, al menos es el caso de Chufa. Le dices “vamos a la calle”, se activa en un micro segundo y luego cualquiera le trae de vuelta casa. Pero, cuando era cachorra, recién adoptada, era justo lo contrario. Estar fuera de casa le suponía un mundo: demasiados estímulos. Justo por esta razón el educador canino consultado por Wamiz se declara a favor de sacar a los perros a la calle cuanto antes.

“Los veterinarios suelen recomendar no sacarlos hasta la tercera vacuna, pero cuanto antes se acostumbre el perro al tipo de vida que llevará, mejor, afirma Tallón. Aconseja salir a la calle con tu cachorro antes de los 3 meses de edad. “No podemos esperar a tener al perro con 4 o 5 meses y de repente sacarlo a la calle sin más. Antes sale a la calle, antes aprende que tiene que hacerse sus necesidades fuera y, lo más importante, antes trabaja la socialización: coches, ruidos, personas, otros perros, dónde va a vivir, qué va a hacer”. Y casi de la mano de esto va el acostumbrar al perro al collar y a pasearlo con correa. Chufa se tiraba en plancha al suelo en sus primeros paseos con correa, imagina la estampa…

Una de las cosas que más preocupa a los dueños de cachorros es que aprendan a hacer sus necesidades en la calle. / AleksSafronov
Una de las cosas que más preocupa a los dueños de cachorros es que aprendan a hacer sus necesidades en la calle. / AleksSafronov

Exponerle a situaciones negativas

Sacar cuanto antes a tu cachorro a la calle también implica exponerle cuanto antes a situaciones negativas. Es decir, escenarios diferentes para él con el fin de acostumbrarlo a algo a lo que no está habituado. “A lo mejor pasa un camión muy cerca y el ruido le asusta. La idea es prepararle para que ese miedo no crezca. Es como cuando nosotros –los humanos– vivimos solos: ese estrés o ansiedad ante cosas nuevas al final lo acabas resolviendo por ti mismo. Entonces, antes expones al cachorro, ante aprende a gestionar esas situaciones que en un principio son negativas para él”.

- Anuncio Publicitario -

Pero ojo, para esto también hay que tener cabeza y ver cómo es el perro. “Hay gente que se coge un cachorro y se lo lleva a la puerta del colegio para recoger a sus hijos, por ejemplo. Habrá cachorros que toleren muy bien estar alrededor de tantos niños y habrá otros que no estén nada cómodos”, alerta el adiestrador.

Dientes de roedores

Otro asunto que preocupa mucho a la gente es esa fama de los cachorros de que todo lo muerden. “Eso se compensa con la vida fuera de casa –asegura Sergio –. Si el perro sale todo lo que necesita a la calle, el cachorro no va a gastar toda su energía en la casa. Durante esa etapa le están saliendo los dientes, así que cuanto más cosas muerda en el exterior, menos trastadas hará en casa. Incluso jugar con él a morder le liberará ese estrés”.

Un cachorro feliz, sano y educado

En definitiva, si quieres un perro tranquilo, por ejemplo, “no te pilles un malinois, que son puro nervio, para solo pasarte el día jugando con él a la pelota”, dice Tallón. Observa tu día a día, tus circunstancias para ver qué carácter de perro encaja mejor contigo. Además, no dudes en acudir a un profesional, tanto para el asesoramiento previo como para cuando ya tengas a tu cachorro. Todo sea por disfrutar de un perro sano, sociable, feliz y educado.

Lee también: ¿Cuánto cuesta una visita al veterinario?

Redactora. En ocasiones le pongo voz a los pensamientos de mi perra, Chufa. Si algún día le da por hablar seguro que entraría en bucle: jugar, pelota, calle, jugar, calle, comer, comer, calle... y en ese orden. Sí, me tiene loca.