Con el perro de un hombre lobo y una sonrisa humana, este perro enamoró a su humana

Todo lo que tenía que hacer era sonreír.

Muchos perros pueden sonreír, pero Milo tiene una sonrisa muy particular que puede hacer voltear a cualquiera. Hace solo cinco años y medio, este perrito peludo y nervioso no tenía a nadie, pero cuando una adoptadora en potencia vio esa sonrisa, supo de inmediato que debía tenerlo.

- Anuncio Publicitario -

Ivy Rylander se había mudado hacía poco a su nuevo hogar con su pareja, y decidieron adoptar a un perro. Mientras veían fotografías en línea, la imagen de Milo hizo que se detuvieran.

- Anuncio Publicitario -

Milo fue rescatado de la calle cuando tenía cerca de ocho meses. Nadie sabía nada sobre él, excepto que era un perro muy nervioso. Cuando llegó la hora de que Ivy conociera a Milo, el refugio llevó al perro a la casa de la mujer.

Ant.1 de 4

- Anuncio Publicitario -