¡El bocadillo mágico! Cae justo en la cabeza del perro confundido

¡¿Dónde fue a parar?!

Atajar bocadillos es algo que se le da bien a los perros. Cuando se portan bien, nosotros solemos recompensarlos por su esfuerzo, y siempre resulta divertido arrojar un bocadillo al aire y ver si pueden tomarlo antes de que toque el sueño. Supongo que si se hace las suficientes veces, puede ocurrir una situación como la que vas a ver. ?

- Anuncio Publicitario -

Mamá arroja un bocadillo a su perro, que de alguna manera aterriza en su cabeza y no se cae. ¿Cómo rayos pasó eso? El perrito confudido mira hacia el techo, preguntándose dónde fue a parar su premio. Tiene que terminar de bajar en algún momento, ¿no es así? ?

- Anuncio Publicitario -

Incluso cuando el perro voltea la cabeza para buscar su recompensa, el bocadillo no se mueve de su nido. La reacción del perro no tiene precio, jamás había visto algo así.

¡Seguro no podrían repetir esta hazaña aunque lo intenten mil veces! Por fortuna pudieron grabar el hecho, porque de lo contrario nadie les hubiera creído. ¡Esto es muy divertido! ?

- Anuncio Publicitario -