Ella solo quería una linda foto con su pit bull, pero obtuvo algo muy distinto

Normalmente, el pit bull de Kaycee Marie, de 11 meses de edad, es muy fotogénico. El precioso perrito jamás rechaza una cámara, según su mamá.

- Anuncio Publicitario -
Bothwell Kaycee

“Usualmente sonríe y se porta bien para las fotos”, afirmó. A continuación presentamos las pruebas.

Bothwell Kaycee

Sin embargo, la única vez que Kaycee realmente quería tomarse una linda fotografía con Doobie, él no quiso complacerla. Kaycee estaba a punto de salir a su baile de graduación de la secundaria y se había arreglado de pies a cabeza para el evento con su vestido, cabello y maquillaje.

Esperaba que Doobie le regalara una de sus mejores sonrisas para quedar retratada en su lindo vestido y recordar el momento durante toda su vida.

“Estoy totalmente obsesionada con él, claro que quería una foto con mi perro”, confesó Kaycee.

Bothwell Kaycee

Sin embargo, Doobie no estaba de ánimo para eso. Parece que tenía mejores cosas que hacer.

- Anuncio Publicitario -
Bothwell Kaycee

“Se estaba divirtiendo mucho mientras corría en nuestro nuevo jardín”, aclaró Kaycee.

Bothwell Kaycee

El cachorrito dio la vuelta y se alejó de su mamá como si fuera la plaga.

“Doobie no quería nada conmigo”, dijo Kaycee.

Bothwell Kaycee

En verdad no quería tener nada que ver con la cámara. Francamente, estaba muy enojado.

¡Miren esa cara!

- Anuncio Publicitario -
Bothwell Kaycee

“Cuando hago sonidos de besitos, él suele lamer mi rostro”, confesó Kaycee. “Por eso me pareció tan gracioso que justo quisiera darme ESA foto”.

Kaycee finalmente logró que su perrito rebelde posara para una “fotografía linda”. No era la que ella quería en un principio, pero fue suficiencia.

Bothwell Kaycee

El perro aún lucía un poco enojado. Claro está, apenas culminó la sesión fotográfica, el perro salió corriendo a jugar en el jardín.

Es un perrito típico.

Por favor COMPARTE esta historia con tus amigos y familiares.