Esta perra merece un Oscar después de esta actuación. ¡Mírala hacerse la muerta!

Nunca había visto un truco así.

Hacerse el muerto es el truco más viejo que un perrito puede aprender, y muchos de ellos se hacen expertos con un poco de práctica. Pero creo que la versión de Sam debe ser la mejor de todo el mundo.

Papá le pregunta a Sam, un pastor alemán, si quiere un bocadillo, y le ordena que se siente y se quede quieta. Cuando el hombre grita “bang,” Sam grita de manera adorable y se desploma en el suelo. ¡Qué gran actriz! ?

- Anuncio Publicitario -