Esta perrita fue arrojada de un auto, pero la rescataron y la llenaron de amor

Cuando un perro es maltratado, resulta conmovedor ver que aún retiene su personalidad dócil y es capaz de confiar en los humanos. La grava en sus heridas sugiere que Anastasia fue arrojada de un vehículo en movimiento, y durante los siguientes seis meses deambuló por Virginia. A pesar de todo esto, sigue siendo una perrita amable y aprecia el cuidado que sus salvadores le brindan.

- Anuncio Publicitario -

“Cuando la hallaron estaba temblando y no dudó en subir al auto”, contó Jennifer Quesenberry, cofundadora de la organización Shenandoah Shepherd Rescue. “Considerando que saltó de inmediato hacia el auto, suponemos que nadie intentó ayudarla durante todo el tiempo que estuvo en las calles”.

Además de hambrienta, la perrita estaba cubierta de pulgas. De no ser hallada, probablemente habría sufrido de anemia muy pronto. Sus uñas habían crecido demasiado y eso, además de sus heridas abiertas, le causaba un grave dolor en todo el cuerpo. Cuando fue trasladada a la organización, se dio cuenta de que tenía un techo sobre su cabeza y recibía tratamiento para sus heridas, así que demostró toda gratitud.

“Tiene un alma dócil y confiada. Estoy impresionada por esta perra. Parecía un costal de huesos, estaba completamente desnutrida”, explicó Quesenberry. “Nuestra teoría es que fue descuidada por sus dueños y arrojada de un auto. Los médicos han tenido que remover grava de las heridas abiertas que cubren su cuerpo. Es posible que un hombre la haya maltratado, pues tiende a confiar más en las mujeres”.

- Anuncio Publicitario -

En su estado actual, sobre todo después de el descenso reciente de la temperatura, Anastasia no habría sobrevivido mucho tiempo si no hubiese sido hallada.

“La temperatura esta mañana era de -11°C. Si esta increíble familia no la hubiese encontrado, no habría tenido manera de sobrevivir. Sus heces están llenas de nueces y semillas. No encontraron garrapatas en su piel ni parásitos en su corazón. Le administraron antibióticos durante tres semanas para tratar sus heridas y medicamentos para una infección en un oído. Encontramos un tumor en su zona pélvica, pero no lo hemos analizado en profundidad porque nuestra meta en este momento es hacer que se sienta cómoda”.

Se ha generado interés por su adopción, y se ha creado una página en línea con el fin de recaudar fondos para costear su cuidado médico. Si te gustaría ayudar, por favor pulsa aquí.

“Ahora recibe cariño, tiene una cama cálida y la barriguita llena de comida”, concluyó Quesenberry. “Nunca más estarás en la calle, dulzura. ¡Gracias a quienes han hecho posible este rescate!”

- Anuncio Publicitario -

Gepostet von Jennifer Quesenberry Aufdenberg am Sonntag, 8. Januar 2017

- Anuncio Publicitario -