Este grupo de rescate tuvo que fingir la muerte de un perrito maltratado para salvarlo de su dueño

En algunos países, un perro purasangre es un símbolo de posición social. Dependiendo de la raza del perro, los purasangre pueden ser muy caros. Egipto es uno de estos países.

- Anuncio Publicitario -

Tal vez pienses que el hecho de que los purasangre son caros haría que los dueños los cuiden mucho más. Pero no fue el caso para esta pit bull de un año llamada Lucy. El humano de Lucy es cruel y despiadado; la golpea casi todos los días. Un día, la golpeó con un ladrillo y luego la pateó, el castigo fue tan cruel tanto que fracturó ambos costados de su hocico.

SNARR
SNARR

Cuando un grupo de rescate en el Cairo escuchó sobre el maltrato, se dirigió a la casa del hombre para salvar a Lucy, pero éste no quiso entregarla. Sin importar cuánto intentaron persuadirlo, no quería desprenderse de la pobre Lucy.

El grupo de rescate tuvo que conseguir un poco más de ayuda para rescatar a Lucy, por lo que contactaron al grupo de Rescate y Rehabilitación de Animales con Necesidades Especiales (SNARR en inglés), una organización estadounidense.

Lucy recibía atención médica debido a su fractura de mandíbula, cuando el grupo de rescate ideó un plan brillante para que su dueño no pudiera ponerle un dedo encima nunca más. Si no hacían algo, Lucy iba a seguir sufriendo y probablemente moriría de hambre por las heridas en su hocico.

- Anuncio Publicitario -

Para que su dueño no se la llevara, le dijeron que Lucy falleció mientras recibía atención médica. Con el cruel humano fuera de la ecuación, la perrita fue llevada al aeropuerto para viajar a los Estados Unidos.

SNARR
SNARR

Cuando Lucy llegó al hospital en los EE.UU., descubrieron que también tenía una infección bucal, que causaba un aliento terrible. Después del tratamiento de su infección, fue llevada a un especialista ortopédico para arreglar su mandíbula rota.

SNARR
SNARR

Lucy necesitó de una órtesis para enderezar su mandíbula y  mantenerla en su lugar para que los huesos se soldaran de manera adecuada.

SNARR
SNARR

La pobre perrita soportó mucho dolor físico, pero el trauma emocional fue mucho más profundo. Por fortuna, Lucy encontró una hermosa madre adoptiva que cuidó su corazoncido y le demostró lo que significa ser amada y mimada.

- Anuncio Publicitario -

Gracias al esfuerzo colectivo del grupo egipcio de rescate, SNARR, los médicos y su nueva madre adoptiva, Lucy pudo volver a sonreír. Ahora todo lo que necesita es un hogar permanente donde reciba todo el amor que merece.

SNARR
SNARR