Este perro ciego y mayor recibe la vida que siempre había querido

Ese fue su día de suerte.

Hope For Paws recibió una llamada de reporte sobre un pit bull ciego que merodeaba cerca de un basurero. Un empleado le dio algo de comida y agua, a la vez que instó a las instituciones de rescate canino a que fueran a buscar al perrito mayor antes de que su jefe llamara a control animal. Cuando el equipo de rescate llegó, no podían creer la condición del pobre perro.

- Anuncio Publicitario -

Lisa Arturo y JoAnn Wiltz intentaron hacerse amigas del perro y alimentarlo, y en el proceso notaron que el pobre animal debió pasar años de rechazo y soledad. Las uñas de Duncan estaban muy largas, además de estar muy sucio y presentar problemas en sus dientes. Intentaron sacarlo de su escondite, pero una cuerda lo mantenía en su lugar. El equipo de rescate cortó la cuerda y esto significó un nuevo paso en su vida.

- Anuncio Publicitario -

Después de todo lo que el pobre perro había sufrido en la vida, no tenía ganas de luchar contra su rescate, así que cooperó con todo lo que necesitaban que hiciera y permitió que lo tomaran y lo llevaran al vehículo. Fue trasladado para recibir ayuda médica y un baño, y fue entonces cuando notaron todo lo que sufría: estaba ciego, deshidratado, periodontitis, úlceras, dos tumores y una infección en la piel.

Después del baño, se reveló el color natural de Duncan, y con ayuda médica, muchos de sus problemas fueron atacados. Todavía necesita tiempo para sanar y mucho descanso, pero este buen chico disfruta de la vida que merece en su hogar adoptivo. Nadie sabe exactamente cuánto tiempo le queda a este amiguito, pero Duncan merece el hogar que siempre ha querido.

- Anuncio Publicitario -