Este perro fue mutilado por un vecino rabioso, pero se ha convertido en un atleta de talla mundial

La crueldad y el sinsentido de las heridas de Cola es impresionante, pues un vecino rabioso le cortó las patas por mordisquear un par de botas, pero su historia es de redención y triunfo, pues las piernas prostéticas que diseñaron para él han hecho que su vida sea mucho más satisfactoria y fácil de vivir.

- Anuncio Publicitario -

El perrito, que solía ser callejero, fue rescatado por un grupo de veterinarios que reemplazaron sus patas faltantes por piernas de alta tecnología que son mucho más cómodas que su primer par. Estas piernas han sido modeladas a partir de las prótesis utilizadas por atletas paralímpicos, y permiten que sus movimientos a la hora de correr y saltar sean lo más parecidos a movimiento natural.

“Estas piernas le dan mucho más equilibrio y extensión”, afirmó John Dailey, el dueño de Cola, creador de la Fundación Sio Dog en Tailandia, nacida para ayudar a los perros callejeros más necesitados.

Dalley y su fallecida esposa adoptaron a Cola y lo llevaron a Phuket, donde hoy en día corre y salta en la playa sin parar.

“La capacidad de adaptación de los perros es asombrosa, además de lo fácil que se les da perdonar”, agregó. Cola no tiene miedo ni desconfianza en su corazón, a pesar de lo que le hicieron.

- Anuncio Publicitario -

Se cree que Cola será el primer perro en recibir las prótesis de hojas suspendidas, que se doblan en forma de letra C. Los muñones de sus piernas descansan en una base de silicón. Por ahora, sus piernas todavía están en evaluación para conseguir el mejor ajuste posible.

El equipo médico, que solo había trabajado con pacientes humanos hasta entonces, espera que Cola ayude a crear consciencia entre la población tailandesa sobre los beneficios y avances tecnológicos en el mundo de las extremidades prostéticas.

Todos esperan que su maravillosa sonrisa y sus atributos demuestren que a pesar de las dificultades, las cosas pueden mejorar y siempre se podrá encontrar diversión y alegría si se busca bien.