Este perro gigante iba a ser sacrificado por ser “intimidante”, pero su corazón de oro lo salvó

Nunca juzgues un libro por su portada.

Loki, un mastín napolitano de 8 años, fue aceptado por la oficina de control animal después de que su dueño fuera expulsado de su apartamento. Al ser un perro así de grande, su primera impresión puede ser intimidante.

- Anuncio Publicitario -

Los oficiales de control animal estaban tan aterrados, que lo tranquilizaron con un dardo y lo trasladaron a las oficinas con una camilla.

Solo dos días después de llegar, Loki debía ser sacrificado sin recibir una oportunidad de vivir. Por fortuna, su antiguo dueño se hizo presente en las oficinas y habló con los oficiales para contarles que las apariencias engañan, y que Loki es un gigantón muy amable.

- Anuncio Publicitario -

Pero Loki también sufría en el refugio. No tenía a nadie con quien jugar ni pasear, además de que necesitaba cuidado médico. Fue entonces cuando Rescue Dogs Rock NYC entró en la escena para ayudar…

Incluso la organización de rescate admitió que es un poco intimidante, pero fue capaz de ganarse el corazón de todos los trabajadores rápidamente. Todas las personas que interactúan con él ven lo dulce y amoroso que es.

- Anuncio Publicitario -

Loki recibió tratamiento para curar infecciones en sus orejas, en su piel y también tratamiento para los parásitos en su corazón. Poco después, las solicitudes de adopción no se hicieron esperar. Cuando sus nuevos padres adoptivos llegaron al lugar, el primer encuentro amor a primera vista. ?

¿No crees que se ven felices juntos? ?

¡Loki es el ejemplo perfecto de por qué no debes juzgar un libro por su portada!