Gatita hallada casi congelada bajo un arbusto con sus hermanos regresa del borde de la muerte.

Hace una semana, una noble mujer de Las Vegas encontró tres gatitos recién nacidos bajo un arbusto y sin su madre.

- Anuncio Publicitario -

Su vecino contactó a Nikki Martínez, una ávida rescatista de animales y criadora de Las Vegas, para pedir ayuda.

Nikki Martinez @myfosterkittens

“Marti estaba paseando a sus perros cuando uno de ellos se acercó a un arbusto. Ella siguió al perro hasta el arbusto y vio a tres gatitos recién nacidos, con sus cordones umbilicales aún adheridos”, dijo Nikki.

Nikki estaba fuera de la ciudad en ese momento, por lo que dio instrucciones a la mujer para que comenzara a alimentar a los gatitos hasta que regresara al día siguiente. Marti corrió a la tienda para comprar la fórmula láctea para gatos y los suministros, y comenzó a alimentarlos cada dos horas. En la mañana siguiente, ella los llevó a su lugar de trabajo para seguir cuidándolos.

“Hacía mucho frío esa noche y cuando los encontró estaban helados y rígidos”.

- Anuncio Publicitario -
Nikki Martinez @myfosterkittens

Después de que Nikki recogió a los gatitos, colocaron una trampa en el área, esperando que apareciera la madre felina, pero no la encontraron por ningún lado. Luego, Nikki contactó a un grupo TNR (Atrapar-Esterilizar-Devolver, por sus siglas en inglés) en el lado este de Las Vegas, ya que hay muchos gatos callejeros en el área que necesitan ayuda.

Los gatitos tenían alrededor de 24 horas de nacidos y eran muy frágiles. “No han tenido la leche de su madre, que tiene anticuerpos esenciales. Ellos lo tienen todo en contra”, dijo Nikki.

Nikki Martinez @myfosterkittens

“Voy a darles todo lo que tengo para ayudarlos a sobrevivir”.

Nikki preparó una cama caliente con múltiples fuentes de calor para mantener tibios a los gatitos en todo momento, y comenzó con el régimen de alimentación cada dos horas. ¡Los bebés peludos fueron bautizados como Pancake, Spud y Bagel! (Sigue hasta abajo para ver el video).

- Anuncio Publicitario -
Nikki Martinez @myfosterkittens

Bagel, la más pequeña de la camada, pesaba solo 3,2 onzas (90 gramos) a los tres días de edad. Mientras sus hermanos comían bien y ganaban peso y fuerza, ella dejó de comer y se negó a tragar cualquier tipo de alimento.

“No quiso comer mucho en su ración de las 2 am, y sentí que mi corazón se ahogaba”, dijo Nikki.

Nikki Martinez @myfosterkittens
Ant.1 de 2