Suplica para que dejen entrar en la casa a este gato callejero pero, ¡oops, no es para nada un gato!

gato lince
El gato con el lince | Facebook

El gato Lynx quiso ser un gran anfitrión con un inesperado visitante. Quiso dejarle entrar sin darse cuenta de que lo que había al otro lado de la ventana no era un gato como él…

A estas alturas, ya todos tenemos claro que a los gatos les precede una fama de poco hospitalarios que bien sabemos que no es cierta, sobre todo los que tenemos la suerte de convivir con uno. La historia que te traemos en esta ocasión demuestra la certeza de la anterior afirmación, con el pequeño inconveniente de que el visitante podía suponer un serio peligro para los integrantes de la casa. Todo sucedió cuando el gato de la familia, Lynx, se tumbó junto a la ventana para tomar el sol. Poco después apareció otro felino al que Lynx quiso invitar a entrar, llamando continuamente la atención de sus dueños con sus movimientos y con constantes toques en la ventana. Como podrás ver en el vídeo que te mostramos bajo estas líneas, la sorpresa fue superlativa al comprobar que el animal no era lo que todos esperaban.

- Anuncio Publicitario -

Sí, ya sabemos que te has quedado absolutamente atónito con el vídeo que te hemos enseñado. Porque realmente lo que en principio parecía ser un simple gato terminó siendo un gato montés o lince de gran tamaño. Se puede apreciar su envergadura en contraste con el pequeño Lynx, que no dejó de mostrarse hospitalario con él. Sin duda, un vídeo entrañable que nos demuestra que los animales no entienden de prejuicios y que pueden acoger a cualquier compañero que se muestre amigable con ellos. Aunque lo cierto es que nos alegramos de que los dueños no abrieran la ventana en ningún momento, pues, al tratarse de un animal salvaje y no domesticado, no sabemos la reacción que este podría tener al sentirse amenazado.

- Anuncio Publicitario -

Leer también: ¡El gato perdido que se reencontrará con sus dueños 17 meses después!

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.