¡Este gato reconoció a sus dueños seis años después!

Gato negro | pixabay

Te contamos la historia de un reencuentro que nos ha emocionado y que nos demuestra que nunca debemos perder la esperanza de encontrar a nuestra mascota si un día se pierde.

- Anuncio Publicitario -

Uno de los principales miedos de los dueños de animales es que un día se escape de casa y no volver a verlo. Por eso tomamos todas las precauciones posibles, cerrando las puertas y las ventanas por las que el animal pueda salir. Y es que, en muchas de las ocasiones en que se escapan las mascotas, ellas mismas no son conscientes de estar escapando, solo están saciando su curiosidad. El problema es que muchas veces no saben encontrar el camino de vuelta. Y esto último es probablemente lo que le sucedió al protagonista de nuestra siguiente historia, que tuvo que vivir seis años alejado de su casa. Se trata de la pequeña Julie, una gatita negra que salió de casa y no regresó. Sus dueños no han parado de buscarla desde hace seis años y, afortunadamente, han logrado reencontrarse con ella. Te lo contamos todo a continuación en Wamiz.

Una historia con final feliz

Y es que esta es una historia muy conmovedora que nos ha emocionado enormemente. La madre de la familia es Lorinda Roberts, quien emprendió la búsqueda desde el momento de la desaparición del animal. Lo hizo por la calle y también a través de internet, en páginas donde se ofrecen habitualmente animales en adopción. Sin embargo, hace algún tiempo le detectaron un linfoma a su hijo, por lo que tuvo que reducir la intensidad de la búsqueda. Hasta que hace algunas fechas algo llamó poderosamente su atención, ya que encontró un anuncio en la red de un gato que se parecía enormemente a la añorada Julie.

El animal vivía refugiado bajo una caseta de madera y una familia le daba comida varias veces al día para mantenerla en buena salud. Se mostraba muy esquiva y la familia apenas tenía esperanzas de poder atraparla para averiguar si realmente se trataba de la mascota extraviada. Sin embargo, en cuanto Lorinda la llamó por su nombre, el animal salió a su encuentro y no hubo dudas al respecto. Se trataba de Julie, quien desde el principio le ofreció muestras de cariño a su dueña. Actualmente la familia vive de nuevo unida y Julie ha vuelto a llenar de amor y alegría la casa.

- Anuncio Publicitario -

Leer también: ¡Desmontamos todos los mitos y prejuicios sobre los gatos!

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.