¡Este gato sin orejas y sin rabo recuperó su vida al ser adoptado!

gato sin orejas rabo
La pequeña Karma cuando fue encontrada | Humane Society Silicon Valley & Carla Berti

El pequeño gato Karma fue encontrado vagando por las calles, con las orejas y el rabo cortados. Afortunadamente para él, un ángel se cruzó en su camino.

- Anuncio Publicitario -

En Wamiz estamos muy sensibilizados con las historias de animales que nacen con algún tipo de malformación o que han sufrido algún trauma en su vida. Por eso el caso de hoy nos ha removido especialmente. Se trata de un pequeño gato que fue encontrado vagando por las calles de Silicon Valley, con las orejas y el rabo cortados. La pobre Karma estaba muy asustada y apenas se atrevía a moverse. Los voluntarios de la asociación Human Society Silicon Valey le curaron todas las heridas y comenzaron con una terapia enfocada a reponer su confianza, la cual estaba por los suelos en el momento de su rescate. No tardó en ser llevada a casa por una de las voluntarias del refugio para animales, que le está dando todo el amor que necesitaba y que está ayudando a hacer de ella un animal de comportamiento absolutamente normal.

Humane Society Silicon Valley & Carla Berti

Como has podido ver sobre estas líneas, Carla, que es quien se la llevó a su casa, se divierte muchísimo con ella e incluso le ha tejido unas nuevas orejas de lana de color rosa. Su comportamiento mejoró mucho y cada vez se mostraba más sociable con la gente, hasta que por fin estuvo lista para buscar una nueva familia adoptiva. Afortunadamente, no tardó en encontrarla y actualmente vive una vida completamente normal. Quién sabe, pero quizá el nombre de Karma le esté ayudando a recibir todo aquello que un día le quitaron de manera totalmente injusta. Por eso, si tú también estás pensando en adoptar un gato, desde Wamiz te invitamos a que acudas a cualquier refugio, donde encontrarás multitud de animales esperando esa oportunidad que la vida les ha robado. Créenos, tienen mucho amor que darte, solo tienes que confiar en ellos. Estamos seguros de que, si cruzas la mirada con alguno de ellos, sentirás un flechazo que hará que se vaya contigo a casa.

- Anuncio Publicitario -

Leer también: Mi gato bufa o araña a los niños que vienen de visita a casa, ¿qué puedo hacer?

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.