Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Gatos veganos: ¿cuáles son los riesgos de tener uno?

gato comiendo verduras advice © Shutterstock

Antes de tomar la decisión de convertir a tu gato en vegano debes tener en cuenta una serie de factores que pueden afectar a su salud si la conversión no se hace como es debido. En este artículo te damos varios consejos a tener en cuenta porque un gato vegano debe estar, por encima de todo, sano y feliz. 

Por Vanessa Parapar

¿Puede ser un gato vegano? Esa es la pregunta del millón puesto que son muchos los problemas que puede acarrear este tipo de alimentación a tu minino. Por lo tanto, es necesario que los dueños de los gatos tengan en cuenta una serie de consejos para cuidar de los gatos veganos.

Cada vez son más las personas que se vuelven veganas, bien por convicción propia o por seguir una moda (aunque grupo de gente es mínimo), y de acuerdo con las cifras del veganismo llegan otras en las que enmarcamos a las mascotas de los veganos. Según diversos estudios de diferentes Institutos Veterinarios del mundo, los humanos que han decidido no consumir ningún producto que proceda de los animales se posicionan del lado de convertir a sus mascotas a esa tendencia. Hoy en Wamiz vamos a hablar especialmente del caso de los gatos. ¿Hasta qué punto puede ser peligroso volver a tu felino vegano?

Gatos veganos, noticias alarmantes

Tenemos que mirar al pasado para comenzar a entender un debate que está que arde puesto que son muchos los veganos que no comparten la idea de que sus gatos no consuman comida “normal” mientras que otros apuestan por quitar de la alimentación felina los productos que vienen de otros animales pero con cuidado y mucha atención. Todo esto se debe a varias noticias que han salido en los medios desde hace años que afirman que muchos gatos mueren cuando dejan de comer sus croquetas habituales para alimentarse, por ejemplo, de vegetales.

El caso del gato vegano más famoso hasta la fecha 

El caso más sonado es el de una familia australiana que se convirtió al veganismo -gato incluido- sin tener en cuenta los riesgos. Finalmente, el minino murió puesto que ningún animal carnívoro puede sobrevivir mucho tiempo comiendo pasta, leche de arroz y patatas. “La gente que sale diciendo volví a mi gato vegano y se murió no sabe nada ni de veganismo ni de cuidar a un animal. Los que tenemos gato sabemos que no se puede obligar a ningún gatito a comer solo vegetales. ¡Es de locos!”, afirma Sindy García, amante de los gatos sobre todas las cosas, dueña del adorable Trosky y vegana.

Un gato no puede ser vegano por sí mismo

¡No! En este aspecto no hay dudas porque los felinos son animales domésticos carnívoros. La propia morfología del gato le predispone instintivamente a consumir carne, pescado, huevos y marisco y... ¡sus papilas gustativas lo saben! Dicho esto; los gatos no pueden ser veganos por sí mismos, pero sus dueños pueden tomar esa elección por él. En ese caso, ¡los humanos tienen que tener muy claras una pautas! 

“Si yo decidiera convertir a Trosky en vegano no dejaría pasar por alto ni un solo detalle. Antes de dar el paso es necesario saber qué alimentos le daremos, las vitaminas que necesitará y cuántas veces visitaremos al veterinario al año porque el gato debe estar más controlado que nunca. Convertir a tu gato al veganismo no es darle verduras. Eso debe quedar claro”, asegura Sindy.

gato vegano sobre una caja de fruta
Los gatos veganos necesitan cuidar más su alimentación que el resto de felinos. 
©Pixabay

¿Qué debe comer un gato vegano?

A pesar de que muchos piensan que esto va contra la naturaleza felina, en el mercado encontramos piensos veganos para gatos. Estos están hechos con ingredientes libres de origen animal y aportan a los mininos todas las necesidades nutricionales que requieren para vivir en las mejores condiciones.

''Cuando vayas a comprarle a tu gato este tipo de comida es necesario revisar que los envases estén etiquetados como nutricionalmente completo''. Este simple gesto te ayudará a comprobar que con esas croquetas, por ejemplo, tu gato no tendrá problemas de salud en el futuro”, afirma la experta. A lo que añade: ''Hay que encontrar un alimento que le dé a tu gato todas las proteínas que necesita, que le dé taurina, vitamina B12... No es un tema pata tomarse a la ligera'', asegura la periodista vegana.

Olvídate de la comida casera

Cuando le preguntamos a la dueña de Trosky si le haría su propia comida vegana a su gato de manera casera, su respuesta es muy clara: ''no, definitivamente no.'' Ante una palabras tan duras, no podemos dejar de preguntarle para que nos dé más información y los porqués son obvios para ella.

Las recetas caseras no están pensadas para los gatos veganos

''Si hacemos la comida en casa no podemos agregarle los nutrientes que necesita tu gato para vivir. De hecho, a la comida de gato normal (la no vegana) le agregan casi todo, porque la mayoría de los nutrientes se pierden en el proceso de producción. La opción más sana para tu gato es que cace su propia comida en la naturaleza, pero como en la vida urbana no se puede, pues necesitan comidas bien suplementadas, ya sean veganas o no. Y eso no se puede hacer en casa'', subraya la periodista vegana experta en gatos.

Visitar al veterinario

Los expertos recomiendan que los felinos que estén en perfecto estado de salud visiten a su médico de confianza cada 6 ó 12 meses para someterse a un chequeo general. Sin embargo, en el caso de los gatitos que sigan dietas tanto vegetarianas como veganas es muy importante que acudan con mayor frecuencia, cada 2 ó 3 meses. De esta manera, el veterinario comprobará que todo está en orden.

Siguiendo las palabras de Sindy, experta en animales y vegana desde hace más de cinco años, no es tan sencillo como parece convertir a un gato al veganismo. No obstante, si estás convencido de ello no dudes en hablar con el veterinario para que él sea el encargado de darte las recomendaciones alimenticias para que tu gato presuma de un estado de salud óptimo. 

 

Lea también