¿Por qué los gatos comen hierba?

 

- Anuncio Publicitario -
gatos comen hierba
¿Por qué los gatos comen hierba?

El gato es un carnívoro en toda regla. En la naturaleza, su régimen alimentario está compuesto principalmente de pequeñas presas y de insectos. Sin embargo, no es extraño ver a un gato comer ávidamente hierba fresca. ¿Por qué lo hace? ¿Lo necesita? ¿Deberíamos proporcionársela?

La mayoría de los animales que comen carne, no la comen de forma exclusiva. Es el caso de las dietas omnívoras y carnívoras. Incluso el gato, que es un carnívoro estricto, necesita alimentos vegetales, aunque sea en poca cantidad.

¿Por qué mi gato come plantas?

Si tu gato come un poco de hierba es para asegurarse sus necesidades alimentarias. La parte vegetal en la dieta de un gato no excede del 5% o 15% de la ración de alimentos, y en la naturaleza encuentra una parte importante en el intestino de las presas que come (principalmente pájaros y roedores).

Los vegetales le aportan fibras de origen vegetal, que mejoran su tránsito intestinal, y muchos oligoelementos (minerales, vitaminas…). No se trata de un alimento tan importante como los que aportan energía o constituyentes básicos (proteínas, lípidos, glúcidos), pero es indispensable para la buena salud del gato y no debemos pasarlo por alto.

Por ejemplo, las fibras ayudan al tránsito de las bolas de pelo y evitan el estreñimiento. Las hebras de hierba pueden también provocar, en algunas ocasiones, vómitos que permiten la regurgitación de esas bolas de pelo del estómago (o dicho de otra forma, le permiten purgarse).

La hierba, un placer y una necesidad etológica

Si tu gato mira y lame ávidamente la hierba, es perfectamente normal y corresponde a su comportamiento natural. Proporcionársela es, para empezar, necesario para satisfacer sus necesidades fisiológicas, pero también etológicas.

De hecho, el gato disfruta mucho al seleccionar el pasto que va a comer. Existe poca información sobre los criterios que el gato utiliza para seleccionar lo que le gusta, pero el olor parece jugar un papel determinante, que le hace pasar largos minutos frotando sus bigotes en la hierba.

El tiempo dedicado a esta actividad es también un factor de bienestar: al contrario de lo que se suele pensar, el gato es un animal más bien activo, proporcionarle actividades y distracciones en un entorno como puede ser un apartamento es positivo para él, sobre todo si pasas horas fuera de casa o si vas a dejarlo solo durante algunos días

- Anuncio Publicitario -

¿Qué tipo de hierba para gatos elegir?

Es importante saber que cuando decimos hierba para gatos nos podemos estar refiriendo a dos cosas diferentes: por lado un la hierba de gato para comer, y por otro hay también muchas especies de plantas que el gato puede oler. Como es lógico, se pueden combinar ambos tipos, pero las hierbas aromáticas suelen tener una función recreativa. Por ejemplo, la llamada “hierba gatera” (Nepeta Cataria) es comestible y tiene además un olor que resulta muy agradable para los gatos. Nos referimos principalmente a los gatos de interior, que no tienen acceso a un espacio natural con hierba de calidad para ellos.

De hecho, es importante aportar una pequeña parte vegetal en la alimentación del gato si él no puede disponer de su ración. Por ejemplo, una dieta que se basa exclusivamente en pienso contiene poca agua y fibra, por lo que aportar toda la hierba que el gato quiera además de su ración de pienso habitual, mejorará su tránsito intestinal.

¿Cuál es el interés para la salud? ¿Es peligroso que mi gato coma hierba?

Habitualmente asociamos esta actividad con una purga, pues de hecho, no es extraño ver al gato vomitar algunas hebras de hierba después de haberlas comido (sobre todo si no lo hace con asiduidad). Esto tiene una parte de verdad, incluso si no es la función principal de la hierba. De hecho, las fibras vegetales tienen un rol en la mecánica de la digestión, ayudando al tránsito. Estas fibras no se digieren, y su interés en una alimentación carnívora no es tanto nutricional como que ayudan a una buena salud del tracto intestinal. Hablar de purga es, sin duda, exagerado, pero los vegetales y las fibras mantienen el equilibrio de la flora intestinal.

Por lo tanto, existe poco riesgo, aparte de una intolerancia alimentaria que puede provocar reacciones como el vómito. Añadir hierba a la alimentación de tu gato va a satisfacer mejor sus necesidades naturales, en ningún caso resta (la hierba no está incluida en la lista de alimentos que no puede tomar un gato), sino que completa de manera sencilla una buena alimentación.

La hierba de gatos, ¿una droga para gatos?

La respuesta del gato a ciertas especies puede sorprender: a menudo se relaciona con el consumo de psicotrópicos. Desgraciadamente, no hay suficientes estudios para poder entender bien este fenómeno, pero parece que, en efecto, las moléculas vegetales, aunque no producen ningún efecto para nosotros, generan una actividad química comparable a la de ciertos psicotrópicos en el cerebro del gato.

Pero calma, la comparación termina ahí: las consecuencias biológicas de esos olores son un gato más relajado, más tranquilo y menos estresado, sin efectos sedativos ni para su salud. No se puede hablar, ni siquiera, de adicción, ya que los gatos muestran interés en la hierba nada más que dos o tres veces por día, y mantienen ese equilibrio.

- Anuncio Publicitario -

La hierba para gato es, por tanto, una “herramienta” interesante, y que juega un papel primordial para el gato. Proponer olores variados a un gato estimula su olfato, como cuando nosotros estimulamos nuestro sentido de la vista con una buena película o una hermosa pintura: ¡Es un entretenimiento necesario para su bienestar y su equilibrio!

- Anuncio Publicitario -

Texto del Dr Stéphane Tardif.

Doctor en veterinaria y redactor de Wamiz.

Leer también: ¡8 razas de gato que no te darán alergia!

Periodista, apasionada del arte, enganchada a las redes sociales y enamorada de los animales. ¡Puedo pasar horas viendo vídeos de gatetes en internet!