¿Los gatos pueden predecir el mal tiempo y las tormentas?

Los gatos son capaces de predecir el mal tiempo | Roberto Herrero

Los gatos son animales extremadamente sensibles e incluso pueden llegar a predecir las tormentas. Te explicamos cómo lo hacen y también te damos los mejores consejos para que tu gato pueda estar tranquilo mientras dure el mal tiempo.

- Anuncio Publicitario -

Ya está aquí el otoño y con él vienen los cambios de temperatura tan típicos de esta época. Nuestro gato lo notará en aspectos como el cambio de pelaje, pero hay otros muchos aspectos sensibles en el tema de la temperatura que te dejarán totalmente anonadado. Porque nuestros amigos felinos son unos animales capaces de predecir cambios futuros en las condiciones climatológicas como lo haría un sónar o una estación meteorológica. Cuando detectan variaciones, tienden a comportarse de una manera distinta a la habitual. En este sentido, si detectan que se avecina mal tiempo, es probable que se resguarden en algún recoveco de la casa.  Si detectas esta conducta, puede que se avecine algún tipo de tormenta. ¡Observa a tu gato y nos cuentas!

Los gatos han predicho el mal tiempo durante siglos

Esto es algo que se ha documentado en multitud de revistas históricas. Los gatos han sido utilizados por los marineros del siglo XVIII para predecir el mal tiempo durante sus expediciones. Sin embargo, por aquella época, una parte importante de los marineros también pensaban que los gatos eran los causantes de ese mal tiempo, como una de las múltiples supersticiones que han corrido siempre alrededor de este animal.

- Anuncio Publicitario -

¿Cómo funciona?

Las tormentas se forman cuando los sistemas de aire frío chocan con los de aire caliente, lo cual obliga al aire caliente a subir y al frío a bajar. El aire caliente sube porque es más denso y pesado, por lo que necesita enfriarse. Cuando comienza a hacerlo, se crea la condensación, la cual, a su vez, transforma las nubes en tormentas. Dado que los gatos son animales depredadores, han desarrollado tremendamente sus sentidos, hasta el punto de poder percibir las diferencias de presión atmosférica que habitualmente acompaña a las tormentas.

¿Los gatos tienen miedo del mal tiempo?

Si has estado habitualmente en contacto con un gato, serás perfectamente consciente de que a estos animales no les entusiasma el agua. Pero tampoco se puede afirmar que tengan miedo de la lluvia, simplemente prefieren quedarse dentro, como hacen los perros u otros animales también. Pero, ¿por qué no les gusta el agua?

- Anuncio Publicitario -
  • Su pelaje externo es resistente al agua, por lo que, cuando se mojan, suelen quedar empapados, lo que hace que pesen más de lo normal y que se sientan realmente incómodos.
  • No les gusta mojarse especialmente cuando hace frío. Muchos dueños no lo saben, pero su pelaje es muy efectivo para combatir tanto el frío como el calor, ya que aísla completamente al animal. Por tanto, cuando se moja, puede llegar a perder calor corporal, lo que puede derivar en otra serie de problemas.
  • A lo que sí temen los gatos es a los truenos. Tienden a esconderse debajo de las camas o de las mesas hasta que cesan completamente. La razón que se esconde detrás de esto es que los gatos sí que tienen miedo de los ruidos fuertes, ya que tienen una capacidad auditiva sobrecogedora. ¡Se dice que escuchan ocho veces mejor que los humanos!

¿Cómo calmar a tu gato cuando hace mal tiempo?

En estos casos, tu actitud es un elemento fundamental para que tu animal pueda estar tranquilo. Los gatos pueden absorber tu energía, reconfortándose así con ello y sintiéndose mucho más seguro. También puedes intentar distraerlos jugando con ellos para que desvíen su atención de la tormenta. Pero, sobre todo, lo importante es proporcionarles un lugar seguro y tranquilo, en el que ellos podrán descansar mientras dure el mal tiempo. Estamos seguros de que tu gato lo agradecerá y sabrá recompensártelo.

Leer también: Dejan una caja en la puerta de un refugio, lo que hay dentro ni siquiera parece un animal

Soy periodista y también tengo un gato. Como a ti, me encantan los animales y por eso busco historias que merecen ser contadas.