Husky ciego aprende a improvisar cuando no encuentra su cama

- Anuncio Publicitario -

Cuando Remy fue adoptado por su familia, tenía dos hermosos ojos color azul brillante. Hace dos años, perdió la visión en uno de sus ojos, y poco después, el otro también perdió el sentido de la vista. Si bien esto hizo que el hermoso husky se quedara ciego, también lo convirtió en un perro muy creativo. No siempre logra encontrar su cama, pero todavía puede dormir cómodamente donde encuentre un pequeño espacio.

Como podemos imaginar, acostumbrarse a su nueva vida sin uno de sus cinco sentidos no fue fácil. Pasar de saber exactamente dónde está todo a no estar seguro si alguien movió algo no es cosa sencilla. Sin embargo, Remy tiene una familia que lo ama y siempre quiso ayudarlo a superar esa nueva limitación; además, él es un perro muy inteligente.

- Anuncio Publicitario -

“Solía estar muy nervioso, tropezarse con las cosas o resbalarse. A veces solo se quedaba parado, temblando”, recordó Christopher Stobie, el papá de Remy. “Era algo muy triste, pero trabajamos juntos y ha superado muchos de sus miedos, ahora tiene demasiada confianza en ocasiones. Puede comenzar a correr en alguna dirección porque supone que lo vamos a detener si está a punto de golpearse con algo”.

- Anuncio Publicitario -
Ant.1 de 2