La puerta de separación no significa nada para este perro escapista

Un escape es un escape. Se ve raro, pero es así.

No hay nada peor que sentarse en el asiento de atrás: normalmente no escuchamos lo que los demás están diciendo, no podemos elegir la música y nos sentimos poco queridos e ignorados.

- Anuncio Publicitario -

Bueno, puede que haya sido yo cuando estaba creciendo, pero parece que este perrito Husky se siente igual y no acepta esta injusticia. En el vídeo podemos escucharlo llorar y quejarse por su encierro.

Por eso decide tomar acción e intentar un acto de escape para salir del baúl y terminar más cerca de sus humanos. ¡No te lo puedes perder!

- Anuncio Publicitario -