La reacción de esta gata ante una zarigüeya robando su comida se pone mejor con cada foto.

Somos gente bastante relajada, y no nos enojamos con tanta facilidad. ¡Pero si te interpones entre nosotros y nuestra comida, date por muerto! Así que realmente podemos simpatizar con la difícil situación de esta pobre gatita, que salió a cenar y se encontró con un impostor, metiéndose en su comida sin haber sido invitado.

- Anuncio Publicitario -

Pero en lugar del festival de zarpazos que podríamos esperar en una situación como esta, esta gata reaccionó con un gemido de impotencia hacia su humano, como diciendo: “¿por qué estás permitiendo que esto me pase a mí?”

Estando frente a frente con nada más y nada menos que una zarigüeya bastante mansa, esta gata parece haber perdido sus instintos naturales para proteger su comida. Aún así, es una historia divertida, como lo dijo el usuario de Imgur MrRogers247.

La expresión en el rostro de la gatita es un poema, como implorándole a su dueño que haga algo al respecto. “Vamos hombre, ¡haz algo!” Sin embargo, la valiente zarigüeya no piensa moverse ni un centímetro. Parece que, al menos por esta vez, el resultado es: Zarigüeya 1 – Gato 0.

¡Sigue hasta abajo para ver cómo ocurrió todo, y dinos lo que piensas en la caja de comentarios!

- Anuncio Publicitario -

“Disculpa, pero esa es MI cena”.

“Ummm. Necesito un poco de ayuda, por favor”.

“Verás, ha habido un error, le diste MI cena a este impostor por accidente”.

“¿Es en serio? ¡Te quedarás allí parado tomando fotos? Muero de hambre… ¿Sabes qué? Está bien…”

- Anuncio Publicitario -

“Puedo compartir mi cena… ¡Oh mi favorito! ¡Comida para GATOS!”

“Ok ok ok lo siento, disfruta”.

“¡¿PAPÁ?!”