¿Las razas de perro guardián o de protección son más agresivas que el resto?

El mastín español es una de las razas de perro guardián.
El mastín español es una de las razas de perro guardián.

Existe debate en torno a lo que se considera un perro guardián y si es más agresivo que el resto de razas

- Anuncio Publicitario -

Décadas y siglos atrás, el tener un perro en casa apenas mantiene relación con el concepto que tenemos en la actualidad. Hoy un perro forma parte de tu familia, no concibes la vida sin él porque sabes cuánto aporta a tu vida. Pero antaño, el perro tenía una función principal puesto que era utilizado como herramienta de trabajo: ser un perro guardián. Un perro para proteger la casa, una parcela, el ganado, para proteger a sus dueños. Por tanto, ¿las razas de perro guardián o de protección son más agresivas que el resto?

El perro como una herramienta

Aunque las cosas han evolucionado, que un perro proteja una casa, un terreno o el ganado es algo que todavía se mantiene en las zonas rurales de España. Ahora bien, ¿qué se entiende por un perro guardián? En teoría por su temperamento, fuerza física, valentía y resistencia al dolor habría ciertas razas de perros catalogadas como perros guardianes, aquellos que sirven como guardia contra personas o animales no deseados.

Un rottweiler, dóberman o pastor alemán, entre muchos, entraría dentro de esa categorización, algo en lo que no está de acuerdo del todo Sergio Tallón, el adiestrador de Senda Canina. “El tener un perro guardián depende del individuo, no de la raza. Es decir, hay perros que son mejor guardianes que otros”, asegura. Esto se traduce en que “dentro de todos los perros hay un perro de caza, hay un perro pastor, hay un perro guardián,… y algunos tienen más acentuados ciertas características en su genética que otros”.

El gran pirineo, otra raza de perro guardián.
El gran pirineo, otra raza de perro guardián.

Razas de perro guardián

Se suelen poner de ejemplo de razas de perros guardianes al mastín español, al mastín del Cáucaso, o al gran pirineo porque son perros que eran utilizados para guardar un ganado y han ido pasando a guardar un territorio. Se consideran de las mejores porque han sido seleccionadas para ello, pero “el tener un perro guardián depende del individuo”, insiste Tallón.

- Anuncio Publicitario -

Puedes que yorkshire o un labrador sea el mejor perro guardián del mundo; o tener un dóberman que no valga para nada. Ahora bien, ¿qué significa guardar? Según opina el educador consultado por Wamiz, “es muy relativo. Para mucha gente un perro que guarda es un perro que ladra, pero ¿un perro que ladra está guardando? ¿Un perro que ladra si entran a esa casa, la protege? Casi seguro que no”, opina.

Son perros inseguros

El componente de perro guardián es mucho más complejo de lo que parece y poco tiene que ver con lo que el común de los mortales cree. “Este tipo de perros reacciona a ruido, a gente, a algo que pasa cerca de su territorio y tiene la necesidad de echarlo, expulsarlo porque lo considera una amenaza”, afirma el de Senda Canina.  ¿Te suena esto? Es como cuando hablamos de las razones por las que tu perro ladra por la noche: son perros inseguros.

Un dóberman. La raza del perro no está relacionada con su agresividad.
Un dóberman. La raza del perro no está relacionada con su agresividad.

Para que tu can sea un perro guardián bueno hay que hacer un poco lo contrario al concepto de familia actual: “no sociabilizar al perro, tenerlo poco comunicado, que vea a poca gente,… ¿Qué ocurrirá con ello? Que el perro reaccione ante cualquier estímulo por si inseguridad”, puntualiza Sergio. Todos los perros poseen la capacidad de guardar algo en su territorio, aunque si nuestro adiestrador tuviera que elegir un perro guardián se decanta por el mastín: “Son perros fuertes que imponen más”.

Conexión de la raza con la agresividad

Teniendo toda esta información en cuenta, ¿existe relación directa con la agresividad del perro y su propia raza? “No, con la raza no. Hay relación entre el individuo y la agresividad”, sentencia el adiestrador. “Lo que sí puede haber un poco de conexión entre conducta genética y el comportamiento agresivo. Es decir, no es lo mismo en pastor alemán o un pastor belga que se le selecciona por usar más la boca, que un braco alemán. A la hora de un enfrentamiento o un conflicto los dos primeros perros usarán más la boca que un braco y por ello no es más agresivo. El perro tiene conductas que se han seleccionado en ciertos momentos que nosotros consideramos agresivas, como usar la boca para solucionar situaciones difíciles”.

- Anuncio Publicitario -

Otro ejemplo que pone Sergio Tallón para comprender el concepto de perro guardián y su debatida agresividad, sería el perro en otro ambiente. Un perro pastor o un perro en libertad, si hace uso de su boca no es agresivo, “es totalmente lícito”. Bajo su punto de vista recalca que las consideradas razas de perro guardianes o de protección no son más agresivas que el resto. Simplemente “son un tanto inseguras. ¿La inseguridad puede acabar en agresividad? Por supuesto. Pero una cosa es el perro valiente que se tira hacia adelante y otra distinta dar por hecho que la mayoría de perros guardianes morderían. Lo harán cuando se sientan acorralados y no vean ninguna salida”.

Lee también: 5 cosas que nunca creerías que a tu perro no le gustan de ti

Redactora. En ocasiones le pongo voz a los pensamientos de mi perra, Chufa. Si algún día le da por hablar seguro que entraría en bucle: jugar, pelota, calle, jugar, calle, comer, comer, calle... y en ese orden. Sí, me tiene loca.