Leona rescatada no se siente a gusto en su nuevo recinto. Entonces, ellos le presentaron a alguien muy especial.

A esta orgullosa leona le presentaron a un extraño cachorro, y su reacción fue increíble. Esto estaba destinado a ocurrir.

No parecía haber un fin para el sufrimiento que la leona Masrya debió soportar en las calles de Egipto. Al ser utilizada como mascota y como “fondo” para los fotógrafos y turistas, ella pasó su vida entera tan lejos de su hogar y familia como es posible. Incluso le quitaron las garras para evitar que lastimara a alguien.

- Anuncio Publicitario -

Pero aunque suene increíble, su historia estaba destinada a experimentar un cambio muy conmovedor. Todo lo que ella necesitaba era un amigo…

Encierro y soledad. Así era la vida de la leona Masrya. Ella pasó la mayor parte de sus días sirviendo de fondo para las fotos de los turistas en Egipto, y le era imposible escapar de su terrible prisión.

Pero todo terminó cuando fue encontrada por Saskia Burndt. Saskia no iba a permitir que esta pobre leona siguiera sufriendo de esa manera.

La enorme gata de 2 años de edad tuvo que esperar mientras se recogían los fondos. Finalmente pudo ser transportada al Stitchting Leeuw Lion Foundation en Holanda.

- Anuncio Publicitario -

Masrya pudo sentir por primera vez el césped bajo sus patas, y correr libre en un espacio mucho más grande que su apretada jaula. Aun así, sus cuidadores sabían que iba a necesitar un amigo.

Fue entonces cuando Nero, un pequeño león de 4 meses de edad, llegó a su vida en el momento justo. El cachorro llegó por coincidencia al mismo santuario que Masrya, casi de forma simultánea. Él también necesitaba una nueva mamá.

¡El lazo que unió a estos dos parece haber sido creado en el cielo!


El pequeño Nero fue rescatado de un circo francés.

Spots & Stripes Conservation

Ambos leones han pasado gran parte de sus vidas en una jaula, y estaba emocionados por tener compañía.

- Anuncio Publicitario -

Eventualmente, los cuidadores en el Stitching Leeuw sabían que era momento de regresar estos leones a su África natal. Organizaron primero el traslado de Masrya, y poco después llevaron a Nero con ella.

Emoya Big Cats Sanctuary

Aunque ya ha crecido por completo, Nero sigue acompañando a su madre adoptiva todos los días en el Santuario para Grandes Felinos en Limpopo, Sudáfrica.

Emoya Big Cats Sanctuary

…Ambos siguen siendo tan unidos como se puede llegar a ser.

Stitching Leeuw

¡Y parece que seguirán así para siempre!

Emoya Big Cats Sanctuary

Es difícil pensar que los animales salvajes sean tratados como objetos o atracciones, solo para que los turistas se puedan tomar fotos. Gracias a Dios Masrya y Nero se encontraron el uno al otro.

¡Comparte esta maravillosa historia de rescate con tus amigos abajo!