La barbarie de Alicante: acceden al refugio y matan a golpes a nueve gatos

Alicante gatos
La imagen de la vergüenza: nueve gatos asesinados a palos en un refugio de Alicante | Facebook Felinos Lo Morant

Máxima indignación tras descubrir a nueve gatos asesinados en un albergue para animales de Alicante. Se ofrecen 1.000 euros de recompensa a quien identifique al responsable o a los responsables de esta barbarie. 

- Anuncio Publicitario -

Nos levantamos sobrecogidos con una noticia que nos llega directamente desde Alicante, una de esas informaciones que nos hacen perder la fe en el ser humano. Seguimos sin entender cómo las personas son capaces de cometer actos tan abominables, tan sádicos y sin ningún tipo de sentido ni justificación, acciones despreciables y completamente atroces, en definitiva. Hablamos de nueve asesinatos de unas criaturas inocentes, una acción que sólo podría describir la mente de un psicópata enfermo.

Ha ocurrido en el albergue para animales que la Asociación Felinos Lo Morant tiene en San Vicente del Raspeig, un pueblo situado a unos 15 kilómetros de Alicante. Allí, una o varias personas -aún se desconoce- accedieron al refugio y mataron a golpes a nueve gatos indefensos. Sus cuerpos fueron descubiertos en el patio por los voluntarios a la mañana siguiente cuando llegaron a las instalaciones. En su perfil en Facebook, la asociación señala que sólo un gato pudo salvarse y que tiene el esternón roto.

- Anuncio Publicitario -

Recompensa del 1.000 euros… y subiendo

La asociación ha denunciado los hechos tanto a la Policía Local como a la Guardia Civil y ha ofrecido una recompensa de 1.000 euros a quien facilite la identidad de la persona o personas que han cometido esta crueldad. Las redes sociales están echando humo indignadas con la noticia e incluso algunos usuarios han incrementado la suma ofreciendo dinero de su bolsillo (100, 200 euros más…) para la persona que señale al responsable.

“Somos conscientes de que esto no es un accidente, ha sido premeditado. Llevamos muchos años denunciando temas de maltrato animal y supongo que habremos molestado a más de uno; y el lugar está bastante escondido como para tener que buscarlo, no han pasado por allí y se lo han encontrado”, ha explicado Antonio Ripoll, uno de los voluntarios del centro, a la agencia Europa Press. Este hombre asegura además que en este terrorífico asesinato han debido participar, al menos, dos personas.

- Anuncio Publicitario -

La necropsia realizada a los gatos ha evidenciado que fueron golpeados “con un bate de béisbol o similar e incluso con botas con punta de acero, ya que todos tienen reventado el tórax”. Los asaltantes taparon la gatera para que no pudieran escapar. Según el informe veterinario, recibieron numerosos golpes en la parte del pecho, lo que les provocó la muerte a nueve de ellos y la rotura del esternón al décimo. “Los han chutado como un balón de fútbol con alguna bota de esas con puntas de acero”, ha lamentado Ripoll.

Los hechos habrían sucedido entre el domingo 25 de noviembre por la noche y la mañana del lunes. En el refugio viven medio centenar de gatos y se cree que la mayoría pudo escapar de los agresores accediendo al interior del albergue por una gatera en la puerta. En estos momentos, el refugio mantiene a unos 70 gatos.

- Anuncio Publicitario -

Además de dejar nueve felinos asesinados, los asaltantes causaron importantes daños materiales en el albergue, que está localizado en una zona con pocos vecinos. “Jamás hemos tenido un problema con nadie y solo al principio de llegar -hace tres años-, nos robaron una ventana; pero nunca hemos sufrido ningún tipo de robo o de acto vandálico, con nuestros vecinos nos llevamos muy bien”, ha asegurado el voluntario, por lo que es evidente que quien hizo esto fue allí con la firme intención de matar.

Leer también: Terrible caso de maltrato a un gato: ahorcado y con los huesos machacados

Soy periodista y me gusta contar historias. Amigo, hermano y dueño de Lucky, un inquieto podenco andaluz que vive siempre a medio metro de mí. Cada día intento conocerlo un poco más.