Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Día Internacional del Podenco: la raza de perro olvidada

dia internacional podenco raza caza
© Shutterstock

El podenco es otra de las razas más utilizadas en España para la caza y por eso hoy, 22 de marzo, de celebra es el Día Internacional del Podenco, para denunciar el maltrato que sufren estos animales

Por Lola Duarte Publicado el 22 mar. 2019

Hace unas pocas semanas que finalizó la temporada de caza en España. Tras ella, son muchos los perros que sufren abandono e incluso maltrato animal, especialmente los galgos y los podencos, la raza de perro olvidada. Llega el momento en el que los cazadores, esos humanos a los han acompañado durante tanto tiempo, discriminan y sacan de sus vidas a los perros que ya no consideran útiles: los abandonan, les cuelgan de un árbol o los tiran a un pozo. Por todo ello hoy, 22 de marzo, se celebra el Día Internacional del Podenco, para denunciar el maltrato que sufren estos animales. 

El podenco: su carácter

El podenco está tradicionalmente relacionado en nuestro país con ser un perro de caza, de hecho el podendo es una de las razas que más abandono y maltrato animal padece al terminar la temporada de cacería. Y quizá por ser de caza se cree que su comportamiento no puede encajar en un familia (de dos o de muchos más seres humanos). Igual que es su momento te hablamos del carácter del galgo, que siempre quiere estar en compañía, ahora te hablamos del carácter del podenco. 

Personalmente, esta raza me queda indirectamente cerca. Chufa es un cruce de podenco (su mamá) y de husky (su papá), es decir, tiene la fusión de un puro nervio. Pero dentro de esa energía que le caracteriza guarda sensibilidad, es muy amigable –a veces cuando paseamos no entiende que algunos humanos no la quieran saludar –, muy divertida y vivaracha. Tiene esa parte de podenco, aunque eso sí, el instinto de caza solo se queda en eso, en instinto, porque persigue a cualquier bicho pero se le escapan hasta las lagartijas 😂😂😂. 

Los podencos también son perros que en ocasiones pueden sufrir problemas relacionados con el miedo, probablemente por las experiencias sufridas durante su etapa como perros de caza. Solo hace falta pensar en esta escena para empatizar con ellos: has servido fielmente al humano que considerabas que te quería, finaliza la temporada de caza y llegan los descartes. Por tus condiciones físicas o por tu edad el cazador de tu turno, el que creías tu humano, con suerte de abandona y con mala suerte te sacrifica. Y a eso añádele las prácticas que habrás sufrido para ser su fiel perro de caza. Si adoptas a un podenco es normal que tenga miedo y le tendrás que echar paciencia y darle mucho amor. Cuando él confíe en ti, notarás el enorme agradecimiento en su mirada 😍.

Un podenco ibicenco (hay muchos tipos) tumbado en su cama.©Shutterstock

Día Internacional del Podenco

Con esta situación no es de extrañar que surgiera en su momento el Día Internacional del Podenco. Por fortuna, poco a poco España se va concienciando de las barbaridades que es capaz de hacer el ser humano contra un animal; y ya sea por esa conciencia e incluso por la presión social podemos ver sentencias como la del Toro de la Vega

El podenco es un perro muy inteligente y, aunque no haya sido maltratado o no haya pasado por las manos de un cazador, necesita tiempo para adaptarse. Y pese a que tenga esa energía tan fresca y lo veas disfrutando como un loco correteando por el campo, no te imaginas lo que disfrutará también del sofá, ¡les pirra dormir! Normal que luego tengan toda esa energía que desfogar en sus paseos. 

Adoptar a un podenco

El podenco puede vivir perfectamente en una casa o piso, ya que, aunque le cuesta se adapta al entorno. Se suele llevar bien con otros perros, incluso con gatos u otras mascotas. Con los niños son muy buenos, entre lo cariñosos que son y lo que les gusta jugar, la combinación perfecta para los críos. Y para los que les preocupen los pelos, especialmente en las épocas de muda, sueltan poco pelo al tenerlo corto. ¡Ah! Y también son la mar de limpios, muy cuidadosos con su higiene. 

La etapa de cachorro de un podenco es en la que más se nota su energía ‘on fire’. Ese espíritu no desaparece, pero sí que se calma un poco con la edad. También son animales longevos, pueden durar muuuuchos años. Suelen ser fuertes y gozar de buena salud. Y si alguna vez te has preguntado porqué tienen ese tipín, esbeltos y delgados, la razón es bien sencilla: son perros originarios del Antiguo Egipto, de ahí que nos recuerden a los chacales o a una esfinge. Además, aunque ya lo haya dicho, ¡son unos amores! Si es que son la mar de cariñosos. ¿Necesitas algún motivo más para adoptar a un podenco?

Feliz Día Internacional del Podenco 💜