Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Los gendarmes detienen a un hombre en mitad de la noche: lo que encontraron en su mochila lo envía directo al tribunal

erizos animal protegido
© Wamiz

Nos encontramos en Caen, una ciudad de la Normandía francesa en septiembre de 2018. Allí, un hombre es arrestado por los gendarmes cuando se encontraba escondido entre unos arbustos. Iba con una mochila y en su interior...

Por Ismael G. Cabral, 27 mar. 2019

…había nada más y nada menos que cuatro erizos agonizando en una bolsa de plástico. Afortunadamente todavía estaban vivos y se llegó a tiempo. Es entonces cuando aparece el perro del hombre y lo hace portando ¡un erizo en su boca! Efectivamente, se trataba de un cazador ilegal de erizos, una actividad muy perseguida en Francia porque estos pequeños animales están en peligro de extinción.

Un horrible descubrimiento

Una vez esposado acompañaron los gendarmes al hombre hasta su vehículo, donde encontraron ocho erizos escondidos en el maletero. Estos se encontraban muy aturdidos y fueron enviados de inmediato a un veterinario, quedando después bajo la tutela de una asociación especializada en la fauna silvestre. Insistimos que tanto en Francia como en España los erizos son una especie protegida.

Meses después el detenido fue convocado por un tribunal de justicia para que respondiera ante sus acciones. Le denunció la propia Gendarmería francesa y también la Fundación Brigitte Bardot, entre otras organizaciones defensoras de los animales.

Una revelación escabrosa

Ante el juez, el hombre, cuya identidad no ha sido revelada, detalló lo qué hacía con estos animales. “Una vez cazados por los perros son matados a palos, decapitados con un cortador de coles; después se les quita uno a uno todas las púas y finalmente se cocinan en una barbacoa. Un solo erizo, por su elevada cantidad calórica, puede alimentar de una a tres personas”, dijo.

Aunque la sentencia todavía no se ha producido el hombre se enfrenta a una pena de cárcel de dos mes a dos años. También deberá pagar una multa inferior a 1.000 euros. Y se le ha retirado el perro. Como vemos, también en el país vecino falta mucho para que las penas por delitos contra los animales sean de una gravedad suficiente como para resultar lo necesariamente disuasorias.

Si os encontráis un erizo en apuros...

Aquí os dejamos el enlace de la Asociación EriSoS, donde encontraréis mucha información útil y podréis saber cómo ayudar a este pequeño animal en el caso de que os topéis con uno que nos necesite.