Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Científicos franceses dicen tener pruebas de que los perros pueden detectar un ataque epiléptico

perros detectan epilepsia
© Shutterstock

Un nuevo hallazgo parece demostrar que nuestros mejores amigos pueden captar que una persona va a padecer una crisis epiléptica solo a través de su olor corporal. Científicos franceses aseguran que los perros son capaces de detectar si un humano está sufriendo un ataque epiléptico. 

Por Ismael G. Cabral, 4 abr. 2019

Predecir un ataque epiléptico

El equipo científico de la Universidad de Rennes (Francia) confía ahora en que los hallazgos alcanzados en este sentido puedan conducir a formas más certeras de predecir cuándo las personas van a padecer un ataque epiléptico. 

De esta manera se podría estudiar la posibilidad de asociar y recomendar la compañía de perros a personas que sufren este problema o incluso desarrollar, en el ámbito de la tecnología, narices electrónicas que puedan detectar ese olor preciso que emite el cuerpo humano antes de la convulsión.

Un olfato que ya detecta otras enfermedades

Con anterioridad la ciencia médica ya ha demostrado que los perros son capaces, en muchos casos, de detectar enfermedades como el cáncer, el Parkinson, la malaria y la diabetes.

La epilepsia, tanto en humanos como en perros, está causada por la interrupción de las señales eléctricas en el cerebro causando de esta forma una violenta crisis convulsiva. Este problema puede desarrollarse de forma extraordinaria, aisladamente, o bien ser causado tras sufrir un derrame cerebral o haber estado privado del suficiente oxígeno en el momento del nacimiento.

El estudio al que hace referencia este artículo ha sido publicado en la revista Scientific Reports, y en él se cuenta como se entrenaron a cinco perros del Laboratorio Medical Mutts (EEUU) para reconocer el olor a sudor de un paciente que sufría convulsiones. Los animales aprendieron a reconocer los distintos olores corporales y cuál de ellos, al parecer, anticipa la crisis epiléptica.

Primer paso

Dos de los perros señalaron la muestra de olor a sudor de los pacientes con epilepsia en dos tercios de tiempo, mientras que los otros tres fueron 100% exactos al ponerlos delante de distintas muestras.

Los resultados son extremadamente clarificadores y constituyen un primer paso hacia la identificación del olor específico que nuestro cuerpo exuda previamente a una convulsión”, según el informe. Ahora se requerirán sucesivos análisis químicos detallados para identificar los compuestos específicos involucrados. También se desconoce todavía por qué un ataque epiléptico lleva asociado un cambio en el olor corporal.

Ayudar a los pacientes

La doctora Amelie Catala, de la Universidad de Rennes, dijo a BBC News: “Se necesitan más investigaciones, pero es posible que el cambio en la actividad eléctrica cerebral provoque la liberación de algunas neurohormonas que al final modificarán el olor corporal o que estas se encuentren relacionadas con el estrés. Todas la hipótesis deben ser consideradas”.

De lo que sí están convencidos los investigadores es que todos estos hallazgos podrán conducir a prestar ayuda a los pacientes. “Podría llevar a mejoras significativas en términos de detección de ataques o sistemas de predicción”, según el referido informe. Y eso podría dar tiempo a que la persona pida ayuda o busque un lugar seguro antes de que comience la convulsión.