Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

El camión de helados llega y todos alucinan cuando ven al primer cliente (Vídeo)

perro y camión de los helados © Wamiz

Rambo, un perro de Alabama, se vuelve loco cuando escucha llegar al camión de los helados a su casa. El intrépido canino busca siempre a su vendedor favorito para que le obsequie con un nuevo granizado. La escena se ha convertido en un ritual en la ciudad, donde el perro ya es toda una celebridad.

Por Jose Manuel Cano, 6 abr. 2019

Rambo se vuelve loco con los helados

Hoy nos llega este simpático vídeo en el que conocemos a Rambo, un perro al que le chiflan los helados. Ya sabemos que los perros son glotones por naturaleza, aunque hasta ahora no habíamos conocido a ninguno que fuese cliente asiduo a una heladería. 

El vídeo en cuestión ha sido grabado en la localidad de Huntsville, una ciudad al norte de Alabama, donde conocemos al joven Rambo, un perro que espera cada día impaciente al camión de los helados para degustar los nuevos granizados de su amigo. "Este perro siempre viene a pedirme nada más que me ve", comenta muy sonriente el hombre de los helados. Y así es. Comrpobamos que Rambo se vuelve loco al escuchar la melodía del camión y corre hasta el mostrador para ser cada día el primer cliente. 

Una pasión helada

Todo comenzó un buen día en el que el perro escuchó la musiquilla del camión de hielo por primera vez. Aquel día, Rambo estaba en casa y se subió incluso a la ventana para ver llegar al vehículo. Su dueño, muy sorprendido, no terminaba de entender por qué su perrito estaba tan emocionado y curioso ante un acontecimiento tan cotidiano y corriente. Por ello, decidió sacarlo a la calle y lo acompañó hasta la camioneta para que conociese al señor de los helados. 

El vendedor, muy simpático, se encontró por primera vez con un consumidor canino, por lo que le despachó con una sonrisa y le regaló un helado (entendemos que era adecuado para perros -CUIDADO CON CIERTAS COMIDAS-). Rambo lo devoró al instante. Desde entonces, puede decirse que el perro está totalmente obsesionado con ese camión... ¡y con sus helados! 

No hace falta que sea su cumpleaños para regalarle una tarta perruna. Ahora, cada vez que escucha que se acerca el camión, Rambo comienza a correr en todas direcciones por su casa para que le dejen salir a recibir a su vendedor favorito, que siempre le obsequia con un 'regalito'. La escena ya se ha convertido en un ritual. 

Simplemente por este amor a los helados, Rambo ya se ha convertido en toda una celebridad local. Y es que todo el mundo le conoce por su simpatía y su amor por los helados. No te pierdas a continuación el divertido vídeo de Rambo y su afición desmedida por los helados:

 
A Dog and His Cone

They say every dog has its day. For one Huntsville pup, that's every day the ice cream man drives by Full story here: http://www.waaytv.com/appnews/dog-becomes-ice-cream-man-s-most-frequent-buyer/article_893263a0-9996-11e6-a02b-531260849499.html

Posted by WAAY-TV on Sunday, October 23, 2016