Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Atropellado por un tren, pierde un ojo y dos patas antes de encontrar una nueva familia

perro sin ojo
© Wamiz

Este pequeño cachorro abandonado perdió un ojo, sus dos patas traseras y la cola tras ser atropellado por un tren. Su actitud ganadora durante sus días más críticos impresionó a sus cuidadores. Ahora puede moverse en silla de ruedas y ha encontrado una nueva familia.

Por Jose Manuel Cano, 8 abr. 2019

Un cachorro abandonado es atropellado por un tren

En esta ocasión conocemos una noticia dura aunque afortunadamente tiene final feliz. Hoy os presentamos a Trooper, un perrito que logró recuperarse de un grave accidente gracias a su actitud positiva, un auténtico guerrero que tiene una historia muy penosa a sus espaldas

Este luchador fue abandonado el pasado 13 de marzo de 2019 en un parque de Ohio, Estados Unidos. Algunas personas lo vieron desorientado, solitario, como buscando a sus despiadados dueños. Sin embargo, la desgracia no iba a terminar ese día para él porque, sólo unas horas después de que lo abandonasen, el pequeño fue atropellado por un tren cuando se disponía a cruzar unas vías que estaban junto al parque. 

Entra en acción una ONG

El impacto fue tremendo y su pequeño cuerpo quedó muy contusionado. Estaba al borde de la muerte, pero su día aún no había llegado. Al conocer el grave atropello de este perro abandonado, entró en escena la asociación Animal Friends Humane Society, que se hizo cargo de la situación de inmediato. "El tren le destrozó las dos patas traseras, así como la cola. También tenía un ojo herido debido al gran impacto del tren en su pequeño cuerpo", declaró Tara Bowser, directora ejecutiva de Animal Friends Humane Society, a la revista People.

Ellos recogieron al pobre perro malherido y lo hospitalizaron de urgencia para intentar salvar su vida. En el centro veterinario se vieron obligados a amputarle sus dos patas traseras y, tras varias horas de lucha, finalmente perdió su ojo izquierdo. Sin embargo, y pese a la gravedad de sus lesiones, este perrito nunca perdió el ánimo. "Requirió cirugía para amputar aún más las patas traseras y la cola, de esta manera los cirujanos pudieron limpiar el área y tener suficiente piel para suturar. Su ojo izquierdo también fue extraído ya que estaba demasiado dañado como para intentar salvarlo", explicó Bowser.

 

Una recuperación milagrosa

Contra todo pronóstico, Trooper se comportó como un valiente incluso en los días más traumáticos y nunca dejó de mostrar su carácter curioso y enérgico, ni siquiera cuando su situación era más crítica. Los voluntarios que lo cuidaron estaban emocionados con su actitud. Le encantaban los abrazos y los besos y siempre reclamaba más y más cariño a pesar de las heridas que dificultaban sus movimientos. Fue verdaderamente emocionante. 

En la asociación no tuvieron dudas a la hora de bautizarlo como Trooper, que en inglés viene a traducirse como 'Buen soldado'. Sin duda alguna, este perro tenía el nombre perfectamente elegido porque no dejó de luchar nunca contra todos los obstáculos que le puso la vida y logró sobrevivir incluso a ser atropellado por un tren.  

Una silla de ruedas para Trooper

Tras un par de semanas de 'combate', Trooper se recuperó del accidente y en la asociación animal le procuraron una hermosa silla de ruedas para que pudiese andar aún careciendo de sus extremidades traseras. Gracias a su actitud ganadora, el perro pudo probar la silla tan sólo tres semanas después de su grave atropello. 

 

 

Posted by Animal Friends Humane Society on Monday, April 1, 2019

 

Aunque todavía le falta un poco de práctica, Trooper ya rueda con relativa facilidad y está preparado para seguir su camino en la vida con una nueva familia. De hecho, ya ha encontrado a unos padres cariñosos que están acostumbrados a tratar con perros discapacitados y que pueden estar junto a él en casa durante todo el día. Su sensibilidad está fuera de toda duda.

Según Animal Friends, sus nuevos dueños tienen "experiencia con animales discapacitados y alguien estará en casa con él en todo momento para brindarle la atención que necesita. Él dejará a su familia de acogida y se mudará en los próximos días", donde creen que podrá llevar una vida normal y feliz. 

Así pues, este perrito conocerá en los próximos días su nuevo hogar y podrá seguir disfrutando de la vida y divirtiéndose tanto como desee. Desde la ONG esperan que la historia de Trooper ayude a salvar a otros cachorros concienciando a todos del tremendo dolor por el que tuvo que pasar este pobre animal.

Por nuestra parte, Wamiz quiere felicitar a este guerrero y darle las gracias a sus nuevos dueños. ¡Viva Trooper y su nueva familia!

 

 

Posted by Animal Friends Humane Society on Thursday, April 4, 2019