Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Insólito: una gata amamanta a 8 huérfanos que nada tienen que ver con los felinos

gata amamantando erizos © Youtube @mariacristinafrisell

Una gata ha sido vista amamantando a 8 originales e inusuales cachorros que fueron salvados gracias al instinto maternal de la mamá gata que no dudó en adoptarlos como si fueran sus propios hijos. ¡Los salvó de una muerte segura!

Por Vanessa Parapar, 7 abr. 2019

El amor no distingue de razas. ¿No nos crees? Después de mostrarte el extraordinario vídeo de la niña rodeada de pastores alemanes, ha llegado el momento de presentarte una historia increíble protagonizada por una gata con un instinto maternal desbordante. Se trata de una felina que adoptó a ocho cachorros muy especiales: los cachorritos eran de erizo. Increíble, ¿verdad?

Los pequeños se habían quedado huérfanos y el personal del zoológico donde vivían intentó en repetidas ocasiones alimentarnos sin éxito alguno. Los erizos se negaron a comer desde un primer momento, un hecho que desencadenó la preocupación del personal del zoo ya que la vida de los cachorros pendía de un hilo, tal y como ocurrió con el gatito maltratado por los niños. Hasta que conocieron a su futura madre, la gata, que con su amor los acogió en su seno adoptándolos como si fuesen sus gatitos.

Cachorros huérfanos

Los pobres erizos habían perdido a su madre, que había terminado bajo las hojas de un cortacésped. Los cachorros estaban tan tristes que, a pesar de que los operadores del zoológico de Vladivostok (Rusia), donde se alojaban los animales, se habían comprometido a alimentarlos con jeringas y biberones, se negaron a comer.

Después de dos días de rechazo total, su salud se estaba deteriorando a pasos de gigante y no tenían mucho de qué vivir. Sinceramente, fueron numerosos los empleados que pensaron que los pequeños se morirían de hambre. Fue en ese momento cuando los trabajadores del zoo comenzaron a pensar en una idea alternativa: encontrar una nueva madre para los erizos.

Madre Gata

El primer pensamiento fue inmediatamente a la gata Musya, una gatita que todavía tenía leche y que ya en el pasado había alimentado a varios gatitos callejeros. El primer encuentro fue conmovedor: los erizos corrieron inmediatamente hacia la nueva madre y ella los acogió como si fueran sus propios hijos.

Cuando la gata fue colocada al lado de los pequeños, tanto los cachorros como la minina entendieron lo que necesitaban: formar una nueva e inusual familia. Gracias a Musya, los erizos se han salvado y ahora están creciendo fuertes y sanos.