Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Un policía para un coche: se queda de piedra cuando ve lo que el conductor lleva en su regazo

coche de policía
© Wamiz

El agente Jason Foster dio el alto a un vehículo que circulaba con dos cerdos en los asientos delanteros. Eran las mascotas del conductor. Sorprendido por la situación, el policía le advirtió del peligro, le hizo una foto a los porcinos y dejó marchar al hombre sin multarle. 

Por Jose Manuel Cano, 9 abr. 2019

Detiene a un coche 'sospechoso'

Hoy nos llega una noticia de lo más divertida directamente desde Minnesota, Estados Unidos, donde un agente de policía interceptó en la carretera a un conductor que iba acompañado de un copiloto de lo más especial. "Está en el top 10 de las cosas más locas que he visto", declaró el 'intrépido' policía cuando le preguntaron por el 'suceso'.

Y es que cuando las autoridades policiales detienen a conductores para multarlos suele ser porque están distraídos al volante, ya sea porque van hablando por teléfono o porque intentan enviar o leer mensajes de textos mienteas conducen. Sin embargo, esta vez la detención no tuvo nada que ver con estas razones...

En Minnesota, un oficial de policía divisó a lo lejos un vehículo que circulaba de forma errática. El agente pensó inmediatamente que el conductor estaba enviando un SMS, por lo que no dudó en darle el alto para comprobar su estado y multarle. Sin embargo, cuál fue su sorpresa cuando, al acercarse al vehículo, vio a un animal recostado en el vientre del conductor. Primero pensó que era un perro... ¡pero no! ¡se trataba de un cerdo enorme!

Dos copilotos inimaginables

Cuando se asomó por la ventanilla, el agente Jason Foster no daba crédito a lo que estaba viendo. El acompañante del conductor era una cerdo grandísimo de más de 100 kilos que viajaba tranquilamente en el regazo del conductor. A su lado, otro cerdo un poco más pequeño también dormitaba en el asiento del copiloto. El agente no podía más que alucinar con los pasajeros de ese vehículo.

Ambos porcinos eran las mascotas del señor que conducía el vehículo y lo cierto es que la imagen de los tres resultaba de lo más simpática. De hecho, la estampa era tan peculiar que parecía un perfecto pose para una fotografía. El agente Foster no lo dudó un instante y aprovechó el momento para tomar una instantánea con su teléfono móvil. ¡Su sorpresa era mayúscula!

Divertido por la situación, el oficial de policía simplemente le hizo una advertencia al conductor avisándole que no debía conducir con un animal en su regazo porque era muy peligroso. Es muy importante cumplir las normas para no poner en riesgo la vida de los animales. Ahora bien, Foster lo dejó marchar sin sanción económica alguna. Posteriormente, él mismo calificaría la escena como una de las diez más absurdas a las que se ha enfrentado como agente de policía.

La cuenta oficial de Twitter de la Oficina del Sheriff del Condado de Chisago advirtió posteriormente de las causas más comunes de una conducción distraída. "Hablar por teléfono, enviar mensajes, comer comida rápida, cambiar la emisora de radio, ponerse maquillaje, pero tener un cerdo en el coche... ha sido la primera vez, incluso para nosotros", bromeaba la cuenta junto a la fotografía del cerdo en el coche: