Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Un bombero rescata a un cachorrito sepultado: el vídeo da la vuelta al mundo

rescate perro sepultado
© Facebook - North Charleston Fire Department

Paul Bryant fue clave en el rescate de un cachorro de tres meses que estaba sepultado bajo unos escombros. La experiencia fue tan maravillosa para este bombero que no dudó en adoptar al perro.

Por Jose Manuel Cano Publicado el 11 abr. 2019

Un bombero adopta al perro que rescató bajo los escombros

Una historia hermosa, sin duda. Nos encanta haceros llegar este tipo de noticias en las que perros y humanos unen sus caminos para siempre por gracia del destino. Son cosas que pasan así, sin más, y que parece que simplemente estaban designadas para que así ocurrieran. 

Un hallazgo desconcertante

La crónica de los hechos se remonta al pasado 30 de marzo de 2019. Un padre y su jijo paseaba en bicicleta por un camino cuando creyeron oír los chillidos de un perro en una zona cercana. Ellos no lograron ver nada, pero todo hacía indicar que en aquella explanada de escombros podría haber un perro enterrado. Así pues, avisaron a los bomberos

Acude a la llamada un bombero experto

Y es entonces cuando aparece en escena uno de los protagonistas de nuestro relato, Paul Bryant, un profesional veterano con más de 34 años de servicio en el Departamento de Bomberos de North Charleston (Nueva York), quien acudió a la llamada de los ciclistas. 

Al llegar a la zona, efectivamente comprobó que se escuchaban los lamentos de un perrito que parecía estar sepultado, por lo que se guió por los aullidos del animal para estrechar la zona de búsqueda y comenzó a desenterrar escombros con el fin de despejar el lugar de trabajo. Pese a su amplia experiencia como bombero, nunca antes había estado involucrado en el rescate de un animal. 

Bryant aseguró que trataron este rescate como cualquier otro: evaluaron cuidadosamente la situación, localizaron al animal bajo los escombros y comenzaron a mover rocas y a desenterrar con la ayuda de una pala. Finalmente, él mismo pudo excavar lo suficiente como para acceder al cachorro e intentar liberarlo.

Paul Bryant logra liberar al cachorro

Así, tras unos minutos de angustiosa búsqueda, Bryant dio al fin con un pequeño agujero entre una pila de rocas y bloques de hormigón en el que adivinó una pequeña cabeza de un cachorro de muy corta edad. Puede decirse que se enamoró de él a primera vista. El pequeño era un mestizo de perros pastores que estaba allí atrapado sin apenas capacidad de movimiento.

Con mucha paciencia, el bombero calmó al animal y le demostró que podía confiar en él antes de intentar sacarlo del estrecho agujero con sus propias manos. Tras unos minutos de incertidumbre, Paul logró introducir sus brazos en el orificio y rescató al joven perrito, al que inmediatamente acunó en su regazo entre los aplausos y las felicitaciones de los allí presentes.

Uno de los testigos del rescate grabó la escena con su teléfono móvil y publicó el vídeo en redes sociales. Al igual que ha ocurrido con otros vídeos de rescates caninos, las imágenes se han hecho rápidamente virales en todo el mundo. "Entonces, una vez que lo sacamos, le dije: 'Oye, ¿cómo estás?'", comentó Bryant al canal Cleveland News 19. "Fue una experiencia absolutamente hermosa", agregó.

Trasladan al perro a un refugio animal

Una vez que el perro estuvo fuera de peligro, los bomberos lo trasladaron al refugio Charleston Animal Society, donde comprobaron que el perro se encontraba en buenas condiciones y que no tenía microchip. Fue entonces cuando su salvador, Paul Bryant, comenzó a darle vueltas a su cabeza pensando en la idea de adoptar al perro. "¿Cómo puedo no llevarme a este perro a casa?", se dijo. "Es simplemente adorable".

La familia de Bryant perdió a su último perro tres años atrás y durante todo este tiempo ha estado buscando a un nuevo compañero de vida, pero no fue hasta el rescate cuando se dio cuenta de que aquel cachorro de apenas tres meses era quien estaba destinado a serlo. "Y esto fue absolutamente increíble. Durante el el rescate ya lo estaba pensando. Es como si Dios me estuviera diciendo: 'Este es tu perro'", comentó. 

Una decisión muy sencilla

Por ello, él mismo informó a los cuidadores del refugio de sus intenciones de quedarse con el perro en propiedad. "Les dije: 'Oh, no', esto estaba destinado a suceder, él es mi perro y se viene a casa conmigo'", dijo Bryant. Así, tras varios días separados en los que el joven cachorro fue vacunado, esterilizado e identificado con un microchip, Bryant completó el proceso de adopción y se presentó a buscar al joven animal después de una larga jornada de trabajo. 

Las cámaras de televisión captaron el momento de su reencuentro. Paul fue a buscarlo y el perro, al que su familia ha bautizado como Rocky, corrió hacia su salvador para agasajarlo con besos y movimientos de cola de pura felicidad. La imagen fue entrañable. El bombero le dará a Rocky un hogar estable lleno del amor y el cariño que este cachorro merece. Ambos abandonaron las instalaciones del refugio de North Charleston el pasado sábado por la tarde y se dirigieron a casa para comenzar una nueva aventura juntos.

 

Puppy rescue today by Engine 201 Captain Bryant and NCPD. This little pup was found by some bike riders who heard the puppy crying beneath a pile of rocks.

Posted by North Charleston Fire Department on Saturday, March 30, 2019