Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Sin sangre y sin cuerpo aplastado en la carretera, estas imágenes son de una violencia brutal (Vídeo)

perro abandonado
© Facebook - Association WOF

Un vehículo se detiene en mitad de una carretera inhóspita al cruzarse con un perro abandonado. Su estado es deplorable. Al examinar la escena, la conductora se da cuenta de la verdadera crueldad de la escena.

Por Jose Manuel Cano, 11 abr. 2019

Un perro 'fantasma'

El vídeo que vas a ver al final de estas letras no es el de un atropello. El vídeo que despide este texto no tiene sangre, ni vísceras, tampoco hay cuerpos aplastados, no hay imágenes de extrema violencia que harán que mires hacia otro lado. Nada de eso. Sin embargo, esto no quiere decir que lo que vas a ver pueda helarte el corazón. Lo que vas a ver es desgarrador. Su violencia visual es innegable aunque no haya ni una gota de sangre. El vídeo que verás al final de este artículo es el de un perro abandonado, sin más, pero a buen seguro de que tardarás en olvidar lo que has visto.

El impacto visual que causan estas imágenes nos producen un dolor insoportable, tanto por su simpleza como por su crudeza. El vídeo ha sido grabado por la Asociación WOF (Way of Freedom) y en él se muestra una grabación realizada en primera persona desde un vehículo que se ve obligado a detenerse en la carretera para no atropellar a un perro que permanece estático en el centro de la vía.

Encadenado a la nada

La filmación comienza a adquirir sentido cuando nos detenemos en los pormenores. El perro está desorientado, exhausto y en un estado físico lamentable. Parece que le da igual ya la vida que la muerte. Es entonces cuando percibimos el detalle que nos da un vuelco al corazón: el perro va arrastrando de su propia correa. 

Cuando comienza a andar para hacerse a un lado de la carretera es cuando caemos en la cuenta de que se trata de un animal abandonado cuyo dueño le dejó en ese lugar inhóspito sin detenerse siquiera a quitarle su correa. Es un animal condenado por sus circunstancias. No sabemos el tiempo que puede llevar allí, pero por su aspecto parecen semanas, incluso meses. Su castigo es aún más cruel pues la correa le mantiene encadenado a la nada, quizás solo la empuja recordando a la persona que antes la sujetaba y que un día le dejó allí para siempre.

Las imágenes casi parecen de una película de terror por el dolor infinito que causan. El vídeo nos molesta porque resulta explícito en sí mismo. Un perro tan pequeño abandonado en medio de un bosque con esa cadena inmunda alrededor de su cuello. Su estado nos asusta porque es realmente deplorable. El pobre animal no puede ni moverse adecuadamente. Parece que cojea. Nuestra mente solo puede imaginar las barbaridades que ha debido sufrir. 

El pobre perro presenta un estado de malnutrición avanzado. Su pelo está sucio y espeso. Las circunstancias le han convertido en un espectro canino, una masa de pelo mugriento que vaga por este mundo sin dolor ni miedo. Total, él ya lo ha perdido todo. Es la viva imagen de la brutalidad humana. Un vídeo de apenas 42 segundos nos muestra, en todo su esplendor, una sentencia de muerte animal que debería pesar en alguna conciencia y que probablemente no lo hará.

Una segunda oportunidad

Por suerte para este fantasma del bosque. El coche que se ha detenido junto a él lo conduce Alina, una veterinaria de la Asociación WOF, que se ha cruzado en su camino para devolverle al mundo de los vivos y recordarle que no todos los humanos son como el indeseable que lo dejó allí abandonado con la cadena puesta. 

Al regresar al lugar, Alina se dio cuenta de que este y otros dos perros que vagaban por allí no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir. Estaban en medio de un bosque sin nada que llevarse a la boca. Además, encontró unas bolsas con cuerdas por allí cerca, lo cual confirmó la peor de sus sospechas. Aquellos perros fueron abandonados encerrados en bolsas, reduciendo al máximo sus posibilidades de supervivencia. 

"No tenemos las palabras para describir esta escena, solo una profunda tristeza. Esta realidad es desafortunadamente conocida, pero nunca nos acostumbraremos. Estamos buscando un padrino o madrina para este pequeño corazón. Necesita un nuevo comienzo en la vida...", nos dicen desde la asociación. 

Si quieres devolverle la vida a alguno de estos perros abandonados puedes hacerlo contactando con la protectora directamente en este enlace. ¡Muchas gracias!
 

Pas de sang, pas de coups ou encore de corps écrasés au bord d’une route. Mais une violence visuelle juste insoutenable et une peine infinie qui émane de cette vidéo et nous met tellement en colère. La vidéo parle d’elle-même. Un chien, de petite taille, abandonné au milieu d’une forêt avec sa chaîne encore autour du cou. Un état général juste déplorable, au point qu’il n’arrive plus se déplacer correctement. Et un état de dénutrition avancé malgré la masse de poils et de saleté qui le recouvre. De la maltraitance dans tout sa splendeur, une condamnation à mort par la personne qui l’a jeté là comme un vulgaire déchet. Alina, notre vétérinaire, a croisé sa route hier et a pu le récupérer pour le mettre en sécurité. Elle va y retourner pour récupérer les deux autres car ils n’ont aucune chance de survie, aucun moyen de trouver de quoi s’alimenter. Des sacs avec des ficelles ont été trouvés au même endroit, des sacs griffés de l’intérieur démontrant que ces chiens ont été abandonnés mais de la pire manière qui soit, enfermés dans un sac, les laissant presque sans aucune chance de survie. Nous n’avons pas les mots pour décrire cette scène, juste une profonde tristesse. Cette réalité est malheureusement connue mais nous nous n’y habituerons jamais. Nous recherchons un parrain ou une marraine pour ce petit cœur. Il a bien besoin d’un nouveau départ dans la vie...

Posted by Association WOF on Tuesday, April 9, 2019