Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Salieron a dar un paseo con un perro del refugio y nunca volvieron

perro robado
© Wolfsranch

Una extraña pareja se presenta en una protectora animal buscando un perro en adopción. Sin identificarse, salen a dar un paseo con Lucky y nunca regresan. Desde la protectora consideran que el perro ha sido robado. Se desconocen las intenciones de estas personas y el paradero del animal.

Por Jose Manuel Cano, 17 abr. 2019

Una misteriosa pareja se presenta en un refugio animal

Extrañísima situación la que han vivido en un refugio animal de Alemania, concretamente en el estado federado de Turingia, donde los responsables del centro aún no dan crédito a lo sucedido. Hablamos de personas acostumbradas a tratar con perros abandonados en tristes circunstancias, por lo que nadie esperaba encontrarse con una situación que refleja justamente lo contrario: un secuestro canino. 

El caso que os relatamos se ha convertido en un auténtico misterio. Los veterinarios del refugio Wolfsranch todavía sacuden la cabeza cuando les preguntan sobre el tema. Nadie lo entiende. Al parecer, un matrimonio se presentó en las instalaciones de esta protectora a principios del mes de marzo de 2019 con la intención de adoptar a un perro. La pareja no era conocida por el personal del centro. No se identificaron. Simplemente dijeron que poco antes habían adoptado a una perrita y que en esta ocasión, según dijeron, venían a por un 'hermanito' para su mascota. Ellos mismos aseguraron que habían tenido otro perro que, desgraciadamente, tuvo que ser sacrificado varios días antes tras sufrir una dura enfermedad.

Ponen sus ojos en Lucky

Todos coincidieron en que había algo raro en su actitud. La pareja se presentó allí con su propia perra y rápidamente se fijaron en uno de los perros que buscaba adopción, un 'peludo' llamado Lucky. "Fueron a dar un paseo con Lucky", recuerda Marika Wächtler, responsable del centro animal, al diario Ostthüringer Zeitung

Es algo habitual que los nuevos dueños salgan de las instalaciones con el perro durante unos minutos para conocerlo mejor, pero algo no olía bien cuando regresaron. "Lo trajeron de vuelta después de bastante tiempo y nos dijeron que querían meditar su decisión, que irían a ver al animal unos días más por semana antes de decidir si adoptarlo o no", añadió Wätchler. 

En el centro animal aceptaron su propuesta. Al fin y al cabo, adoptar a un perro es un acto completamente voluntario, no se puede obligar a nadie... pero su sorpresa fue mayúscula cuando, al día siguiente, volvieron a aparecer preguntando nuevamente por Lucky. Temían que alguien les pudiese 'quitar' al perro, recuerdan.  

Salen a dar un paseo y nunca vuelven

Antes de salir a dar un nuevo paseo, los trabajadores del refugio les explicaron que si querían llevarse al perro, podrían tenerlo durante dos semanas en su casa antes de decidir si quedarse con él o no. La pareja, aún indecisa, simplemente dijeron que iba a dar un paseo con el animal, como ya hicieron el día anterior.

Fue la última vez que supieron de ellos. Los trabajadores comenzaron a preguntarse dónde estaban tras varias horas en las que supuestamente estaban conociendo al perro, pero allí nadie volvió para formalizar la adopción. Lucky desapareció junto a aquella misteriosa pareja de la que no se tienen datos identificativos.    

Cuando salieron a pasear fue la última vez que Marika Wächtler vio a Lucky y a sus dos secuestradores 

Cumplido el plazo de 14 días 'de prueba' y sin noticias de la pareja, es evidente que el perro ha sido robado (o secuestrado, como se prefiera). Se desconocen las intenciones de estas personas. Lo más sospechoso es que no dieron datos personales, por lo que tampoco se sabe ni la dirección ni el nombre de estos individuos a los que ya únicamente puede calificarse como ladrones de animales.  

Lucky sigue en paradero desconocido y su búsqueda se antoja extremadamente complicada. Solo se sabe que una de estas personas mencionó tener una granja cerca de la ciudad de Gotha y que vivía cerca del bosque, aunque estos datos no están ni mucho menos contrastados.