Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Un Cavalier King come 5 bolsas de heroína, nadie puede creer el desenlace de la historia

radiografía perro bolsas heroína
© © 7newssyd - Instagram

Descubrió nada menos que cinco paquetes de droga en la playa y se los zampó. Sin embargo, ha tenido la suerte de vivir para contarlo. ¡O para que te lo contemos!

Por Ismael G. Cabral Publicado el 16 abr. 2019

Enfermó rápidamente

Los residentes en Adeleide (Australia), Denis y Kathy Parslow, acababan de regresar de un día de descanso en la playa con su cachorro Shelby cuando se dieron cuenta que el animal tenía muy mal aspecto y se veía como aturdido.

Estuvimos en la playa y él estaba bien, como siempre”, recuerda su compañero humano. “Cuando regresamos a casa nos llamó la atención que no quisiera bajarse por su propia cuenta del coche y que estaba muy poco activo”.

Pasaron solo unas horas y la salud de Shelby había empeorado. Comenzó a vomitar incontrolablemente. Por lo que los Parslow decidieron llevarlo inmediatamente al veterinario. Este, sin embargo, no pudo determinar la causa exacta del padecimiento del animal y, por lo tanto, le administró antibióticos y le recomendó descanso.

Cuesta abajo muy rápido

Los antibióticos no hicieron efecto alguno y Shelby cada vez iba a peor, por lo que se impuso una nueva visita al veterinario. Sin saber exactamente qué estaba pasando en el cuerpo del animal, el especialista decidió operar porque sospechaba de algún cuerpo extraño en el interior gracias a una de las radiografías que se le hicieron.

Fue durante la intervención cuando encontraron cinco bolsas pequeñas de heroína en el estómago del pequeño perro. Algunas habían empezado a gotear, pero ninguna se había roto.

A punto de no contarlo

Shelby tiene mucha suerte de estar viva porque a su cuerpo ya habían traspasado algunos miligramos de droga”, según contó el veterinario. Este le administró Narcan, un medicamento para humanos que se utiliza para contrarrestar los efectos de una sobredosis de opioides. Ahora bien, si las bolsas se hubieran roto, el cuerpo de Shelby no habría soportado toda esa heroína en su organismo.

Tenía algo en la boca bastante grande pero cuando intenté quitárselo se lo tragó”, recordó la familia humana del pequeño Shelby. Por supuesto, la policía se incautó de la droga y la investigación está en curso

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by 7NEWS Sydney (@7newssyd) on