Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Mete a un perro en la piscina de la tienda de animales mientras graban con un móvil, el vídeo es aterrador

perro ahogandose piscina
© Wamiz France

Ver a un animal en problemas y no hacer nada para salvarlo es algo que en Wamiz no concebimos de ninguna de las maneras. Sin embargo -y aunque nos duela decirlo- existen personas a las que no les importa ver sufrir ni a sus propias mascotas.

Por Vanessa Parapar Publicado el 15 abr. 2019

Un perro ahogándose

En la ciudad de Quanzhou (China) tuvo lugar una escena absolutamente increíble y repugnante dentro de una tienda de mascotas. Los hechos, que te relataremos y te mostraremos a continuación, quedaron grabados por las cámaras de seguridad del negocio dejando a más de uno con un escalofrío en el cuerpo del que aún ni ellos ni nosotros hemos podido recuperarnos.

Todo comenzó cuando un empleado de la tienda de animales coge a un perro, de raza bulldog, y lo pone en una piscina diseñada para enfriar a los animales en caso de calor extremo para que el can pueda refrescarse en un momento en el cual las temperaturas extremas no le estaban haciendo ningún bien. Hasta ahí todo correcto. 

No obstante -y a pesar de lo que podría ser como un acto normal-, este caso nada tiene que ver con darle un baño a un perro para quitarle el calor ya que tanto el empleado de la tienda como la dueña de la mascota comparten momentos cómplices y risas mientras graban al pequeño en unas circunstancias que se alejan de la normalidad y que ponen en peligro la vida del animal.

Gracias a las cámaras de seguridad del negocio, hemos conocido una historia atípica y desagradable puesto que mientras las dos personas reían con el suceso que estaba viviendo el animal; este luchaba para no ahogarse.

Signos de pánico

El perro se debatía entre la vida y la muerte para no morir ahogado. La prueba de ello son los signos de pánico que se ven en las duras imágenes que encontrarás al final del artículo. La mascota no era capaz de nadar y se encontraba hundida en el fondo de la piscina a la par que su dueña no hacía nada más que grabarlo en vídeo y disfrutar del momento. ¿Con qué objetivo? Sinceramente, no lo sabemos ni queremos que nadie nos lo cuente porque el vídeo es una absoluta vergüenza.

El empleado de la tienda, AL FIN, decide actuar

Cuando el empleado de la tienda se da cuenta de la crueldad de los actos, ¡decide -de una vez por todas- actuar sacando al pobre perro del agua!

Por desgracia, era demasiado tarde

La actuación de la persona responsable, en ese momento, de la tienda de animales no llegó a tiempo ya que el pobre perro dejó de respirar después de encontrarse más de 30 segundos sumergido en el agua.

De nada sirvió que el animal fuese traslado al veterinario cuando el dependiente asumió que el perro necesitaba ayuda puesto que ya no había nada que hacer por el adorable bulldog.

Lo peor de todo

A pesar de que la tienda de animales asumió toda la responsabilidad referida al trato y muerte del animal, para más inri la dueña del animal ha tenido el valor de reclamar una indemnización por su parte sin cuestionarse en absoluto ni sus actos ni el partido que tomó en el maltrato del animal.

ATENCIÓN: Estas imágenes pueden herir la sensibilidad