Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Un perro cae al agua, su rescatador no puede creer su reacción y el vídeo se hace viral

hombre rescata perro agua reacción del animal
© © You Tube @Optrex

Los animales, a menudo, nos salvan de la ansiedad y la depresión. Esta vez, sin embargo, tuvimos la oportunidad de corresponder a uno de ellos. Así es como salva un hombre a un perro que está a punto de morir ahogado.

Por Ismael G. Cabral, 28 abr. 2019

No todos los perros son buenos nadadores

A pesar de la extendida creencia, los perros no siempre saben (o pueden) nadar. Ya sea debido a la forma física, a la edad o al cansancio, no es nada seguro afirmar que todos los perros son buenos nadadores capaces de salir del agua en un momento de necesidad. Lo que aquí te contamos demuestra que un perro, asustado y en un agua helada, no podía volver a la orilla.

Después de numerosos intentos fallidos de ponerse a salvo, un grupo de hombres lo divisó y uno de ellos decidió correr rápidamente en su ayuda. Sin importarle la gelidez del agua se lanzó hacia el perro y lo agarro. Para entonces el perro estaba a punto de morir porque ya había tragado mucha agua.

La reacción del animal

La acción completa fue filmada por uno de los teléfonos móviles de uno de los amigos del rescatador que no dudó en compartir el vídeo en el mundo virtual. El vídeo, de hecho, ya ha sido visto por millones de personas. Pero lo que deja a todos sin palabras no es tanto el rescate en sí, sino la reacción del perro.

Más de 10 millones de visualizaciones

El cachorro, una vez recuperado, comienza a saltar por todas partes, se deja acariciar e irradia felicidad por cada uno de sus poros. El hombre que le salvó la vida no pudo recibir mayores agradecimientos. La alegría del perro ha derretido los corazones de toda la web. De hecho, el vídeo ya lleva más de 10 millones de visualizaciones.

Un final feliz para este perro que merece todo el amor del mundo. Desde Wamiz confiamos en que, con ayuda de quienes les rodearon en su momento de mayor angustia, pueda salir adelante y encuentre pronto una familia dispuesta a amarlo y cuidarlo como se merece.  ¡Por cierto! La historia sucedió en Rumanía.