Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

El SEPRONA lo encuentra y casi no sabe qué raza es por su estado

perro desnutrido
© Guardia Civil

La Guardia Civil identifica a un individuo de 35 años propietario de un perro que presentaba una avanzada y preocupante desnutrición. Se trata de un Alaskan Malamute que "casi no podía tenerse en pie" y que pesaba menos de 17 kilos. El dueño tendrá que responder por un delito de maltrato animal.

Por Jose Manuel Cano Publicado el 25 abr. 2019

Un perro que "casi no podía mantenerse en pie"

Hoy nos llega un nuevo caso de maltrato animal que nos deja sin palabras. Una historia triste que encierra tras de sí un pasado que suponemos desololador. Y ha tenido lugar en España, concretamente en Cantabria, por lo que otra vez denunciamos un caso de extrema maldad con los animales que podría estar ocurriendo en la casa de al lado. No bajemos nunca la guardia con este tipo de asuntos. Ante la más mínima sospecha, nunca está de más una llamada a las autoridades pertinentes.

En esta ocasión, la Guardia Civil de Cantabria investiga a un hombre de 35 años de edad que era propietario de un perro cuyo estado físico era tan deplorable que llegó hasta el punto de alertar a las autoridades

El pobre animal presentaba un estado de desnutrición tan flagrante que incluso le costaba tenerse en pie. Del mismo modo, el perro presentaba un altísimo nivel de suciedad y no tenía seguimiento veterinario alguno. El perro presentaba un aspecto irreconocible.

Si conoces o sospechas de algún caso de maltrato animal, no dudes en contactar con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA). Aquí tienes sus direcciones de contacto.

Una protectora da la voz de alerta

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) tuvo conocimiento del caso varios días atrás, cuando una protectora de animales informó de la recogida de un perro en "aparente mal estado de salud". El pequeño vagaba como si fuese un indigente deambulando por la localidad de Requejada, una pequeña población de poco más de mil habitantes situada en el municipio de Polanco.

Los agentes de SEPRONA iniciaron la investigación tras constatar el pésimo estado físico del animal. Y es que hablamos de un Alaskan Malamute, una raza cuyo peso normal oscila entre los 35 y 40 kilos, que tan sólo pesaba 17 kilos. 

El dueño, localizado e investigado

El presunto dueño del perro fue identificado y localizado tras realizar una serie de pesquisas y rápidamente se presentaron contra él las diligencias oportunas el pasado 17 de abril de 2019. Actualemente se le mantiene en calidad de investigado como autor de un delito de maltrado animal.

Desde el SEPRONA insisten en que el estado de desnutrición del perro era tal que "casi no podía mantenerse de pie". Además, presentaba una "ausencia de limpieza absoluta" y los efectivos averiguaron que carecía de seguimiento veterinario, habiendo recibido la última vacuna en el año 2012.