Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Lo raptan en la puerta del ALDI: ¿Dónde queda la humanidad?

puerta ALDI © Shutterstock / Symbolbild

Un perro guía de cinco años fue sustraído a las puertas de un supermercado en Dusseldorf. Su dueño, un hombre con discapacidad visual desde hace tres años, implora a los responsables que por favor le devuelvan a su mejor amigo. 

Por Jose Manuel Cano, 29 abr. 2019

Un secuestro de lo más cobarde

Nos llega una horrible noticia que tuvo lugar el pasado Sábado Santo en la ciudad alemana de Dusseldorf-Wersten. Allí, un hombre de 68 años con discapacidad visual llamado Detlef Teuscher dio la voz de alarma al salir de hacer sus compras en un supermercado porque alguien le había robado a su perro guía.

Como lo lees, aunque te cueste creerlo, hay personas en este mundo capaces de quitarle a un ciego su perro guía. Una noticia de semejante calado no pueden más que entristecernos. La humanidad sigue sorprendiendo día tras día y no siempre para bien. 

El robo de este perro ha abierto otro debate: ¿Por qué no se permite la entrada de perros en grandes cadenas de supermercados como LIDL o ALDI? En este caso, en animal fue sustraído a las puertas de la cadena ALDI. El hombre necesitaba hacer unas compras y, al no poder acceder con su 'acompañante' canino (al menos eso creía él), lo dejó en la puerta durante unos breves minutos. Si hubiese entrado con él, a buen seguro que esta noticia nunca habría tenido lugar.

Por contra, Teuscher vivió su peor pesadilla cuando terminó de hacer sus compras alrededor de las ocho de la tarde. Al regresar, quedó completamente en shock. Su beagle ya no estaba allí para recibirle. "Cuando salí, mi perro no vino a saludarme. Le busqué a tientas y me di cuenta de que ya no estaba en el lugar en el que siempre me esperaba. Alguien se lo había llevado con la correa", denunció Teuscher al rotativo germano Express.

El perro se llama Arco y es un joven beagle de apenas cinco años que ilumina el camino de este ex ingeniero mecánico desde que perdiese la visión hace tres años. Este perro guía ha acompañado a su amo en todo momento.

"No sólo soy dependiente de él, también es mi mejor amigo", lamenta la víctima, que todavía no ha perdido la esperanza en que vuelva a aparecer
perro guia robado
Imagen de Arco, el perro guía sustraído a las puertas de un supermercado de Dusseldorf.©I. Lammert

¿Quién se llevó a Arco?

Es la pregunta que Detler Teuscher y media Alemania se hace. Nadie en su sano juicio se llevaría a un perro que hace tanto bien a una persona con discapacidad, aunque a estas alturas ya nada puede sorprendernos. La víctima lo tiene claro: su beagle ha sido secuestrado. Casi suena a una broma de mal gusto, pero no hay duda de que Arco desapareció sin dejar rastro, por lo que es evidente que fue sutraído por extraños mientras estaba atado frente a la tienda esperando a su amo.

Su dueño lo dejó atado junto a unas tuberías situadas én las puertas de entrada del supermercado -una práctica bastante habitual puesto que suele realizar sus compras en este establecimiento-, y el perro no estuvo solo ni un cuarto de hora. "Luego entré a hacer la compra. Tardaría un máximo de diez minutos. Cuando salí, mi perro ya no estaba". 

Tal y como él mismo relata, el perro estaba atado, por lo que rápidamente se descartó que se marchara por sus propios medios porque se desorientase. "No puede haberse liberado por sí mismo. Además, Arco jamás se iría sin mí. Siempre me esperaba allí", recuerda compungido.

Su perro, tal y como él mismo admite, es un animal amable que acepta a las personas extrañas sin quejarse, por lo que se imagina que quien se lo llevó no tuvo problemas a la hora de ganarse su confianza. "Arco es bondadoso. Él es muy querido por todas las personas". 

¿Podría haber entrado al supermercado con el perro?

Los clientes del establecimiento se indignaron al conocer la noticia ante el giro dramático de los acontecimientos. Se ha iniciado un búsqueda del perro, al que han rebautizado como ALDI-Arco, para poder encontrarlo cuanto antes y reconocerlo ya que fue robado a las puertas de este conocido supermercado. Desde la empresa han explicado que, en este caso, sí se habría permitido la entrada a Arco porque se trata de un perro de asistencia para ciegos. 

Las personas que dependen de animales porque sufren una discapacidad sí pueden acceder al interior con los mismos. Se trata de una medida excepcional que, efectivamente, está regulada así por ley y reflejada en los estatutos internos de muchos supermercados como ALDI; LIDL o PENNY, que además lo contemplan en sus respectivas páginas web

ciego busca su perro guia
Detlef Teuscher, el hombre invidente que perdió a su perro, señala el lugar en el que dejó. ©I. Lammert

Una súplica a los ladrones

En cuanto a Arco, Teuscher ya ha informado a la policía germana y se ha puesto en contacto con varios refugios de Dusseldorf para informar de su desaparición. Desde las protectoras de animales le han asegurado que si Arco llega a sus manos podrán identificarlo rápidamente gracias al chip para devolvérselo, aunque por el momento no ha habido suerte. 

Su última baza ha sido ponerse en contacto con los medios de comunicación para hacer llegar un mensaje de súplica y compasión a los responsables del robo. "Probablemente quien se lo llevó ni siquiera sabía que en un perro guía. Es lo único en lo que confío. Por favor, piense en mi situación y devuélvame a Arco", implora Teuscher.