Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

A Donata, la mujer que vive con 216 perros callejeros, la echan de su casa

desalojo perros Italia
© © iene.mediaset.it

La burocracia la ha puesto varias veces en la calle. Pero ella ha seguido resistiendo por el bien de todos sus animales. No dejes de conocer su historia. 

Por Ismael G. Cabral, 28 abr. 2019

De desalojo en desalojo

Donata Campanella es una mujer que ha estado cuidando perros abandonados desde que tenía 16 años. Ahora vive con 216 amigos de cuatro patas en un terreno en el que les presta un cuidado modesto pero esmerado. Pero su presencia era molesta para las autoridades locales. Ella señala directamente a la mafia italiana como la instigadora de que le hayan confiscado la finca en la que vivía.

Su casa era un cobertizo en el que vivían refugiados tanto ella como sus animales, y las zonas exteriores se inundaban cada vez que llovía, llegando la altura del agua a la mitad de las patas de los animales.

La casa de Donata hacía las veces de refugio municipal del municipio en el que vive. Ella pagaba de su bolsillo los 600 euros de alquiler y los 68 euros diarios en comida para los animales.

Una orden de desalojo que recibió hace dos años la puso en alerta. Y regularizó toda su situación en el municipio de Collesano (Palermo) con la idea de que nadie pudiera echarla de allí.

La situación se complica

Todo parecía ir bien. Un lugar nuevo, los papeles en regla y los animales a salvo. Sin embargo hace unos días ha contado que llegaron hasta su casa los carabinieri (la policía italiana) y la denunciaron. Quieren echarla del lugar que ahora ocupa por razones estrictamente burocráticas.

Si el inconveniente no era suficiente, la mujer también recibió una orden de desalojo. Entonces, se arremangó y hace dos años ganó una licitación del municipio de Collesano, en la provincia de Palermo, para que le confiscaran tierras de la mafia.

La intervención de los medios de comunicación sirvió para que los avatares de Donata fueran conocidos, pero la presión pública no logró frenar el desalojo. Gracias a muchos amigos y donantes, hoy vive en otro sitio. Y desde Wamiz confiamos en que sea por mucho tiempo, por el bien de Donata y de todos sus amigos refugiados.

En el siguiente enlace puedes ver el vídeo que le dedicó un canal de televisión italiano.