Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Deformada por la crueldad, esta perra ha sido salvada gracias al amor

perra deformada
© Facebook - Clinica Veterinaria Duemari

Unos agricultores encontraron a una perra en mitad del campo con la cabeza completamente inflada por culpa de una cuerda que oprimió su cuello desde muy temprana edad. Al rescatarla, ni siquiera supieron reconocer de qué raza era. Su historia de salvación y superación ha conmovido al mundo. 

Por Jose Manuel Cano, 3 may. 2019

Una perra hinchada e irreconocible 

La historia de esta perra llamada Palla es una de las más conmovedoras del momento. No hace mucho tiempo que saltó una noticia en redes sociales que conmocionó al mundo animal: una joven pitbull entraba en nuestros corazones tras ser hallada con un acusado hinchazón en su cabeza por culpa de una cuerda que oprimió su cuello desde muy temprana edad. 

A medida que fue creciendo, el collar fue comprimiendo su cabeza más y más y comenzó a inflarse. El maltrato a la que fue sometida resultó tan cruel y sostenido en el tiempo que cuando la encontraron era una perra irreconocible, casi no pudieron distinguir su raza real porque se había convertido en un auténtico monstruo con la cabeza así de hinchada. 

Afortunadamente lograron salvarla y la trasladaron a la Clínica Veterinaria Duemari, situada en la ciudad italiana de Oristano. Allí se cruzó en su camino la veterinaria Monica Pais, que fue quien la trató y posteriormente decidió adoptarla.

La triste historia de Palla

Palla era un pitbull deformado. Unos agricultores la encontraron en medio del campo y fueron ellos quienes alertaron a las autoridades. No se sabía de dónde venía. La bautizaron con ese nombre -Palla significa bola en italiano- porque cuando la rescataron estaba tan hinchada que ni siquiera pudieron distinguir con seguridad su raza.  

Por suerte para ella, finalmente recibió la ayuda que tanto necesitaba. Palla fue trasladada a la clínica veterinaria, donde tuvo que ser operada de urgencia para reducir el tremendo hinchazón de su cabeza. Tras la operación, recuperó una apariencia medianamente normal y demostró ser una perra muy cariñosa y servicial. 

Monica Pais, su veterinaria, se enamoró perdidamente de ella y decidió adoptarla para ofrecerle esa nueva vida que tanto merecía

Una segunda oportunidad

Palla vive desde hace unos meses en Oristano, donde está creciendo rodeada del amor y el cariño que le ofrece su dueña. Su complicidad es innegable a estas alturas. Sólo hay que ver las fotografías que la propia Monica comparte en redes sociales dando buena cuenta de su hermosa historia de amistad. 

Palla está ahora muy grande y se ha convertido en una pitbull maravillosa y juguetona, sobre todo con su dueña, a la que adora. Sin duda, se trata de una historia bellísima, una segunda oportunidad más que merecida y necesaria para enseñar al mundo lo bonito que puede ser salvar una vida que agonizaba gracias a un oportuno rescate. 

 

Sappiamo di farvi cosa gradita. Palla&Monica o Monica&Palla stasera , loro e il loro libro #Animalicomenoi . Ciao.

Posted by Clinica Veterinaria Duemari on Saturday, March 30, 2019