Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Nunca hubiesen imaginado que la obsesión de Olivier le serviría para esto, ¡conmovedor!

perro enamorado tazón comida
© Memphis Animal Services

La afición de este perro por jugar con su tazón de comida finalmente le sirvió para encontrar un hogar para siempre justo en el momento oportuno.

Por Ismael G. Cabral Publicado el 4 may. 2019

Un cachorro muy simpático 

Olivier fue llevado al refugio Memphis Animal Services en Tennessee (EEUU) hace un mes. Una mujer había llamado para que recogieran el cachorro después de que lo descubriera en el patio de su casa.

Al ser llevado al refugio, los empleados se sorprendieron de lo bien entrenado que estaba. Rápidamente descubrieron que a Olivier le gustaba algo por encima de cualquier otra cosa, la comida. Y por eso él siempre estaba dispuesto a hacer trucos y piruetas a cambio de golosinas.

Érase un perro enamorado de un tazón

Uno de los empleado se sintió especialmente conmovido cuando una mañana, al pasar delante de su jaula, lo contempló con su tazón de comida en la boca. Así que entró en la jaula y le puso una ración extra de comida.

Pero, a medida que pasaban los días, todos los responsables del centro se dieron cuenta de que Oliver amaba su plato de comida y pasaba muchas horas junto a él, esperando a que alguien se lo llenara

El refugio publicó fotos del perro en las redes sociales con la esperanza de que las imágenes le ayudaran a ser adoptado. Sin embargo pasaban las semanas y nadie se interesaba por él. Y en Tennessee eso significa que el animal ha de ser sacrificado.

Felizmente adoptado

Afortunadamente el último día que podía pasar en las instalaciones dos mujeres vinieron a adoptarlo. “Se enamoraron de Oliver y de su tazón”, dijeron. Tazón que, por supuesto, se llevó a casa.

Ojalá en esta ciudad estadounidense pronto apliquen el sacrificio cero en los centros de recogida de animales.