Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Un perro que nadie quería adoptar salva a unas niñas de un secuestro

familia con perro
© Facebook - Thom Lambert

Un perro aparentemente tranquilo alerta a su familia de un intruso en su vivienda. El individuo resultó ser un secuestrador reincidente y admitió que huyó de la casa ante la actitud protectora y desafiante del animal. 

Por Jose Manuel Cano, 13 may. 2019

Un secuestro truncado y un ladrido en mitad de la noche

Estamos ante una noticia muy seria que nos llega directamente desde la comunidad de Waynesboro, en el estado de Pensilvania. El pasado 25 de abril, una niña de cuatro años llamada Gemma Moats fue secuestrada en su propia casa por un individuo que la encerró en una caja de madera con cinta adhesiva. Por suerte, la historia terminó bien ya que la pequeña logró escapar mientras su raptor se encontraba en el trabajo. Según informó la Policía Estatal de Pensilvania, la niña fue encontrada a un kilómetro y medio de su casa vagando desorientada junto a la carretera. En ese momento aún se desconocía quién era el responsable de su secuestro. 

Tres días después, el 28 de abril, este mismo individuo irrumpió en otra vivienda de la zona en la que residía una familia con tres niñas de entre tres y ocho años de edad... y un perro llamado Edgar. Ocurrió una noche en la que el matrimonio Lambert regresó tarde tras asistir al funeral de un familiar. Acostaron a las chicas de madrugada y, como de costumbre, el perro se fue a dormir a la habitación principal. 

La familia se sobresaltó a las 3:45 de la madrugada porque el perro estaba gruñendo en el silencio de la noche. "Edgar estaba perdiendo la cabeza", comentó el padre de familia, Thom. "Estaba desafiante. Fue el sonido más feo que alguna vez le oí hacer". Una vez que lograron que el perro se calmase, Thom escuchó pasos en la cocina, justo debajo de la habitación de la pareja. "Dije: 'Oh, Dios mío'". Primero corrió a las habitaciones de sus hijas para asegurarse de que estuvieran bien. Estaban profundamente dormidas. Regresó a la habitación con su esposa, le pidió que mantuviera silencio y bajó por las escaleras. "Vi que la puerta principal estaba completamente abierta. Sabía que la había cerrado. La ventana de la cocina estaba también abierta. Alguien había entrado", recuerda.

Thom cogió dos cuchillos de la cocina y subió rápidamente las escaleras. "Le di un cuchillo a mi mujer y le dije que metiera a las chicas allí. Llamé al 911 y comencé a inspeccionar la casa". Cuando llegó la Policía Estatal, Edgar estaba tumbado en la cama. Registraron la casa sin encontrar rastro alguno del intruso.

"¿Este es el perro?"

Thom explicó a los agentes que se despertó por los frenéticos ladridos y aullidos del perro. "¿Que perro?", preguntó uno de los oficiales. "Ese perro", dijo Thom, señalando a Edgar. Nadie le creyó. El cachorro en cuestión es un animal dormilón de actitud despreocupada que se pasa el día recorriendo su vecindario y jugando con otros perros. "Edgar estaba allí, en el suelo, durmiendo, mientras los policías estaban despejando la casa con las armas desenfundadas", continuó Lambert. Aunque costase imaginarlo, ese perro acababa de impedir que el secuestrador de la zona volviese a actuar.  

"Es un completo idiota", decía su dueño. "Solo corre por el barrio, no hace caso y se escapa siempre de nuestro patio", explicó

Detienen al secuestrador

Dos días después, la policía arrestó a un hombre llamado Thomas Dewald, de 20 años, que resultó ser el culpable del secuestro de la niña de 4 años de ese mismo vecindario y del intento de rapto en la casa de los Lambert, tal y como él mismo confesó.  Y es que Dewald admitió haber raptado a aquella niña y también reconoció haber entrado en la casa de la familia Lambert, pero igualmente recordó que salió corriendo cuando un perro comenzó a ladrar. Ese perro era Edgar...

El sospechoso aseguró a la policía que conoce el ladrido de los perros y que Edgar no estaba precisamente saludándole cuando le vio, más bien le estaba queriendo decir algo así como 'te voy a hacer daño'.

El sospechoso ha sido acusado de secuestro, intento de secuestro, robo, encarcelamiento falso, infracción penal, retención ilegal y otros cargos. Se encuentra recluido sin fianza en la cárcel del condado de Franklin. Mientras tanto, Edgar se ha convertido en la estrella de la comunidad. "Ahora todos los vecinos nos dicen cosas como 'le hemos traído un filete a Edgar' y se pasan por la tienda de mascotas para comprarle golosinas", dijo Thom.

Edgar no dejó escapar su oportunidad de convertirse en un héroe a pesar de que había sido catalogado como "no apto para la adopción" por un refugio de animales de Virginia Occidental

La familia lo adoptó hace aproximadamente un año y su dueño no estaba nada contento con él por su falta de actitud como perro guardián. De hecho, en algunos momentos se le pasó por la cabeza desprenderse de él. "Ahora tenemos una historia que contar para siempre", dijo Thom. Su mujer, Melissa, no estaba interesada en adoptar al perro ya que creía que requeriría demasiados cuidados y que ya tenía bastante con sus tres hijas. Sin embargo, al final se demostró que tomó una sabia decisión porque Edgar, ese perro tranquilo y dócil, demostró ser la clave para salvar a su familia.

 

Sunday morning at 345 AM, a human monster broke into our house, and set out to abduct and do something much worse to...

Posted by Thom Lambert on Tuesday, April 30, 2019