Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Día del Perro Sin Raza: ¿Son tan buenos como los pintan?

Dia del Perro Sin Raza 28 de Mayo
© Shutterstock

Más nobles, más cariñosos, más fuertes de salud... ¿Qué hay de cierto en tantas buenas cosas como les adjudicamos a los perros sin raza? Celebra con nosotros el día del perro sin raza recordando lo buenos que son TODOS. 

Por Ismael G. Cabral, 28 may. 2019

Estuvieron antes, estarán después

Siempre resultará más fácil hablar de perros con raza que hacerlo de los que no la tienen. Bueno, los perros sin raza son todos los que carecen de ella, claro. Parece una verdad de perogrullo. Pero no es sencillo clasificar a los mestizos o sin raza. Sí que podemos afirmar que ellos estuvieron antes que los demás. Fueron los primeros en acompañar al ser humano. Y, probablemente, siempre estarán con nosotros. Hasta el fin de la humanidad.

Desde 2013 cada 28 de mayo se celebra el Día del Perro Sin Raza, una iniciativa que tiene una clara vocación de concienciación. No tienen pedigree pero a todos ellos les sobra encanto. Y, a pesar de todo, siguen siendo ellos quienes más llenan los refugios, protectoras y perreras de España. Son, todavía para muchos, los menos atractivos.

Únicos pero ¿mejores?

Sin embargo, para los amantes de los perros, en general; los mestizos (¡o criollos en Latinoamérica!) son únicos. Más que únicos, incluso mejores (en muchos sentidos) que los que tienen raza. ¿Cuánto hay de verdad en tantos parabienes como les dedicamos?

“Esta columna es un abrazo a todos esos que andáis orgullosos con vuestro perro callejero que es mezcla de vida y de otras andanzas. Perros que sobraron de las camadas, perros que dejaron perder y perros que dormían escondidos de los canallas. Benditos perros (y gatos)”, escribió el año pasado el periodista y escritor Maxim Huerta.

Vale. La red (y la literatura, la música, el cine...) está llena de ejemplos que loan la infinita bondad de los mestizos. Sí. ¿Pero qué diferencia a un encantador cruzado de un Yorkshire o de un simpático Caniche?Cualquier perro puede ser un maravilloso compañero, pero los sin raza traen consigo unas características que los hacen muy especiales”, asegura el veterinario Sergio Varela. 

Día del Perro Sin Raza 28 de Mayo
No mires ni su pedigree ni el color de su pelaje, mira a sus ojos y a su corazón.©Shutterstock

Más saludables

“Gozan de mejor salud”, asegura. Vaya, parece que esto no era una bondadosa leyenda urbana. “Esto es así gracias a la gran variedad de genes que han heredado. Para mantener una raza el negocio de los criadores habitúa a cruzar perros de una misma familia. Esto genera alteraciones en los cachorros y a la larga va perpetuando las debilidades genéticas”, explica.

Luego hay otra realidad que debemos constatar por mucho que nos duela. Hay perros de raza que a todos nos encantan, como los Bulldogs o los Carlinos, que no son más que el antojo genético de los seres humanos por crear seres de unas características físicas determinadas. “Las razas braquicéfalas habitúan a sufrir graves trastornos respiratorios por su hocico tan corto, lo que deriva en problemas de salud y en una esperanza de vida más corta”.

Unos supervivientes natos

Los mestizos son, por tanto, unos supervivientes natos. Ellos gozan de los mejores genes, los más fuertes, los que les han hecho sobrevivir a lo largo de generaciones enteras de familias cruzadas. Son los auténticos aliados de la naturaleza.

La ciencia corrobora lo dicho. Hay estudios que han encontrado que los perros sin raza son más sanos y más longevos que la mayoría de las razas. No solo eso. En el estudio Genetics and the Social Behavior of the Dog, de John Paul Scott, quedó probado que incluso son mejores madres y cuidan con más dedicación a su prole.

Sí pero, ¿son más cariñosos?

Entramos en un terreno espinoso. Porque sí, objetivamente, los perros cruzados tienen una salud más robusta. Eso podemos afirmarlo sin ninguna duda. Pero entrar en los asuntos del corazón ya no parece tan sencillo.

“No hay ningún condicionante genético que hable sentimentalmente a favor de unos (los mestizos) u otros (los que tienen raza”, según Varela. A menudo cuando asociamos unas características de mayor cariño y dependencia de los perros cruzados lo estamos haciendo en base a su historia (de maltrato y abandono) frente a la adquisición de un cachorro con pedigree que no sabe lo que es sentirse desvalido.

Decidas lo que decidas, adopta siempre

Ahora bien, una vez en nuestro sofá, todos, sin excepción pueden llegar a ser igual de amorosos. Otra cosa bien distinta es la personalidad de cada uno. Si nos decantamos por las razas podremos conocer, de antemano, las características que, a grosso modo, podremos esperar. Pero nadie jamás se ha quejado de un mestizo antipático.

Con raza o sin ella desde Wamiz te animamos una vez más a que si decides compartir tu vida con un amigo de cuatro patas lo hagas tendiéndole una mano a aquellos que esperan una segunda oportunidad. No lo dudes, ¡adopta porque un perro sin raza te estará esperando con los brazos abiertos! ¡No te arrepentirás!