Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Sus más de 40 gatos le ayudaron a superar un trauma sexual, y ahora no puede cuidar de ellos

hombre adopta 40 gatos
© nbc12

Norman Pipkin ha perdido la cuenta de los gatos que tiene a su cargo. Desbordado por la situación, ahora pide ayuda públicamente para encontrar nuevos hogares a su familia felina.

Por Jose Manuel Cano Publicado el 28 may. 2019

Un hombre pide ayuda para más de 40 gatos

Hoy nos llega una noticia de lo más interesante desde el norte de Inglaterra, una de esas historias que nos devuelven la confianza en el ser humano, aunque en esta ocasión la conocemos porque se trata de un hombre al que la situación le ha desbordado y necesita cierta ayuda. Hablamos de un hombre residente en el condado de Cumberland que ha estado cuidando durante años a decenas de gatos que se han ido acomodando en su propia casa.

En su política de puertas abiertas, Norman Pipkin ha adoptado a casi medio centenar de felinos. Ahora, completamente superado por las circunstancias, quiere ayudarlos a encontrar nuevos hogares. Y así, tras varias negativas, este señor ha recurrido a los medios de comunicación para contar su historia en su afán por encontrar aliados en su misión de dar un nuevo hogar a su familia felina. 

Demasiado trabajo para una sola persona

Y es que Pipkin quiere mucho a sus gatos, pero la situación se le ha ido completamente de las manos. No importa el lugar de la casa en el que se encuentre, siempre hay un gato cerca. "Creo que tengo entre 40 y 50 gatos", comenta este hombre a la NBC

A estas alturas ya no está seguro de cuál es el número exacto de gatos con los que comparte casa. Ha perdido la cuenta. Cierto es que los felinos no se quedan todos dentro de la vivienda, pero acuden puntualmente cuando es la hora de comer. La cifra de 40 gatos es de auténtico récord, aunque no es la más alta que hemos conocido. El récord lo tenemos con esta chica de Atlanta, que tiene a 90 animales en su casa. 

En su entrevista con los medios, Pipkin asegura que cuidar de todos estos gatos le ha ocupado aproximadamente el 60 por ciento de su día durante los últimos nueve meses. Evidentemente, la casa está completamente preparada para el cuidado y la manutención de los felinos, pero ya es demasiado trabajo para el cuidador. "Todo comenzó con una pequeña gata gris que apareció en el porche un día. Así que empecé a alimentarla. La llamé Tabby", recuerda con cierta nostalgia.

¿Por qué adoptó a tantos gatos?

Su amor por los animales ha sido su válvula de escape para olvidar una dura y oscura infancia. Sus padres eran alcohólicos y tuvo que marcharse de casa muy joven para empezar a trabajar. En su adolescencia fue víctima de abuso sexual, tal y como él mismo explica en la entrevista. "Primero sufrí abuso sexual. Después llegó la violación", comenta. 

Posteriormente a aquella dura experiencia, comenzó a trabajar como voluntario en un hospital veterinario local, donde conoció los mejores sentimientos que jamás ha conocido y se sintió en armonía con los pacientes peludos. Ellos le brindaron el "alivio después de todo lo que había pasado"

Pipkin ha contactado con el servicio de control de animales, con veterinarios locales y otros grupos, pero nadie ha podido ayudarle ya que los refugios están llenos y no pueden acoger a nuevos inquilinos

Desde control de animales le dijeron que no responden a menos que un gato esté enfermo o herido. "Es mi culpa por cuidarlos, pero así soy yo", dijo. Ahora Pipkin espera que sus amigos felinos conozcan nuevos amigos en sus nuevos hogares. "Eso es todo lo que quiero, que cada uno de estos gatos tenga un buen hogar", finaliza.